Previsiones de futuro para las franquicias

Previsiones de futuro para las franquicias

Mejores oportunidades para emprender tras el fin de la cuarentena
Guía rápida para cumplir la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios
El marketing a través de la Realidad Virtual: claves y consejos

Si la cantidad de recursos ha servido de mecha para prender la situación de las pymes y de los autónomos, el tamaño y la estructura han hecho las veces de cerco para las franquicias que operan en España.

Ni siquiera un modelo de negocio con tantas garantías y fortalezas como este, ha sido capaz de sobreponerse a los efectos de la crisis del coronavirus. De hecho, de acuerdo con la AEF, el 75% de las franquicias ha solicitado un crédito durante los últimos tres meses.

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios ponemos el foco sobre estas grandes empresas, y proyectamos un posible futuro a tenor de los daños ocasionados por la recesión económica.

Las franquicias españolas en el futuro

También te puede interesar: “Las franquicias más rentables de la historia

 

Informe de daños

Aunque durante todo el Estado de Alarma la atención mediática estuvo únicamente puesta sobre las pymes y los autónomos, lo cierto es que la franquicia se ha convertido en una víctima inesperada del efecto dominó.

La Asociación Española de Franquiciadores expone un panorama preocupante: casi 8 de cada 10 franquicias se han lanzado a por las ayudas del Gobierno, siendo el 9,1% de los afiliados a la asociación los que ya disfrutan de un crédito ICO.

Y es que, si bien se les presupone mayor capacidad de resistencia, las franquicias también han encontrado en la falta de liquidez un obstáculo infranqueable.

En estos complicados momentos, la obtención de financiación es fundamental”, asegura la presidenta de la AEF, Luisa Masuet. Esta organización, fundada en 1994 e integrada por 200 socios, cuestiona ahora las cuantías de las ayudas, y la viabilidad de más de una de sus integrantes.

“Los propietarios de pequeñas franquicias están vislumbrando las catastróficas y continuas consecuencias de la crisis, y se encuentran con que deben lidiar con la incertidumbre de lo que vendrá a continuación”, explican desde Negociofranquicia.

No sorprende que la mayoría hayan apostado por pasar a la acción para salvar la mayor cantidad de muebles posibles. “Por eso, el enfoque de “agachar la cabeza” es, cada vez, más insostenible”.

 

La respuesta

Las crisis representan peligros, pero también oportunidades, y las franquicias no son ajenos a ellas. Existe margen para la actuación, y muchas de las afectadas se percataron hace ya algunas semanas de la diatriba.

Ahora bien, las oportunidades no llegan solas, sino que requieren reflexión, estrategia, y mucha paciencia. “¿Qué ofrece mi negocio que nadie más puede? ¿Por qué los clientes eligen mi marca? ¿Qué hace que mi modelo sea efectivo o rentable?”.

A la autoexploración le debe seguir una respuesta efectiva para el problema detectado. Incluso si no se tienen los recursos para ello, o si la demanda se ha evaporado por completo.

 

Ejemplos de resiliencia

Es así como en las últimas semanas han aparecido en múltiples franquicias medidas que van desde la bonificación de royalties, hasta la devolución de cuotas. Una de las principales promotoras ha sido Restalia.

La franquicia a la que pertenecen 100 Montaditos, La Sureña, The Good Burger, Panther Juice & Sandwich Market y Pepe Taco, ha ideado una bonificación del 100% de los royalties, así como la creación de un departamento de Soporte y Apoyo para sus socios.

También destaca la labor de la cadena de helados y gofres IceCoBar, que replica las medidas de Restalia, y además se lanza al desarrollo de nuevos productos aprovechando la paralización de la actividad.

«El confinamiento y el cierre de establecimientos requiere de solidaridad entre todos, nadie podrá superar esta situación si sus clientes y proveedores no lo hacen también«, explica Fidel Molina, propietario de la franquicia Barriobar, que ha decidido no cobrar alquileres a los socios.

 

¿Cómo será el futuro?

El inevitable cambio en el modelo de consumo forzará a las empresas a adaptarse. El progreso hacia la digitalización será evidente, y el e-commerce vivirá un crecimiento sin parangón. ¿Cómo debería actuar la franquicia frente a este contexto?

Lejos de perseguir aprovechar dinámicas concretas, el trabajo de esta ha de estar enfocado en la creación de un entorno favorable al crecimiento sostenible y sano. Es lógico que predomine el miedo ante lo desconocido, pero en los próximos años, quien no arriesgue no ganará.

Puede que más de un negocio, que previamente crecía a un buen ritmo, en los próximos años se vea empujado a deconstruirse. Otros como los relacionados con la restauración, por ejemplo, podrían no necesitar sacrificar tanto.

Todo dependerá de si la solución ya existe o no. Las cadenas de comida rápida podrán terminar de lanzarse al servicio a domicilio y el “take away”, pero otras empresas no tendrán más opción que innovar.

Para estas últimas, la búsqueda de sinergias con terceros será crucial. Entendiendo que la competencia de un mismo sector parte desde el mismo punto, la colaboración será una cuestión de interés general entre las empresas.

Tan difícil es predecir el futuro de la economía como lo es adivinar el porvenir de las franquicias. No obstante, con la información actual, y unas pretensiones realistas, ya se puede empezar a planificar.

 

La ayuda de la tecnología

Donde antes muchas franquicias veían posibilidades competitivas, ahora percibirán recursos de supervivencia. «El sector está mirando al futuro, no con los ojos de hoy, sino con los retos y oportunidades en el nuevo escenario«, asegura Ana Rodríguez, directora de Expofranquicia.

Aunque las empresas tratarán de regresar a la realidad previa a la crisis, es probable que las nuevas demandas de los mercados y el crecimiento de la competitividad acelere la Transformación Digital del tejido económico. Pero no ya desde un ámbito académico.

Los expertos creen que la urgencia incentivará la búsqueda de soluciones reales. Las inversiones en I+D e Inteligencia Artificial se multiplicarán, dejando fuera de la carrera a aquellos negocios más tradicionales y expuestos a las inercias sectoriales.

En este sentido, la tecnología permitirá consolidar algunos de los frentes más importantes de las franquicias. El Economista resume las siguientes ventajas clave:

  • Refuerzo de la comunicación entre franquicia y cliente, y matriz y franquiciados.
  • Adopción de nuevos sistemas, herramientas y dispositivos en operaciones logísticas.
  • Seguimiento del cliente, y mejora general de los servicios.

 

En MÁSMÓVIL Negocios deseamos que conozcas las mejores oportunidades de futuro para tu franquicia. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya has preparado a tu franquicia para el futuro?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0