El fenómeno del despoblamiento rural comenzó en la segunda mitad del siglo XX y se ha mantenido en activo hasta la actualidad. De ahí que el 90% de la población residente en España está concentrada en menos de un tercio de todo el territorio.

Esto ha provocado que las oportunidades para crecer profesionalmente se hayan acumulado en las grandes urbes, y que los pueblos se estén quedado prácticamente huérfanos de talento. Claro, que al mismo tiempo se saturaban los mercados.

Por eso no extraña, que, el reparto de oportunidades esté sufriendo una suerte de inversión, y que cada vez más emprendedores estén volviendo al campo para crear allí sus negocios. ¿Merece realmente la pena?

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios incidimos en este fenómeno y exponemos algunos negocios rurales de éxito que ya están funcionando a pleno rendimiento en las zonas más despobladas de la península.

Emprender en el campo

También te puede interesar: "Leyes que debes conocer para emprender con éxito"

 

E-Commerce

La aparición del teletrabajo ha alimentado la idea de impulsar la productividad de forma deslocalizada. Este reparto del rendimiento podría ser la respuesta para acabar con el desequilibrio del territorio.

Bajo este enfoque el comercio electrónico es uno de los sectores que más crecerían. La desaparición de costes fijos y la rapidez para llegar a cualquier parte del país eliminarían los problemas logísticos de las zonas rurales.

El cliente no tiene que acercarse hasta la tienda recóndita de turno del negocio de pueblo, y la empresa puede alquilar o comprar un almacén para guardar el stock a precio mucho más atractivo que en la gran ciudad.

El e-commerce genera sinergias muy interesantes con productos propios del medio rural; huevos, leche, pan, pasteles, infusiones y tés, cervezas, vinos. La cercanía respecto a la materia prima ayudaría a la cadena logística.

 

Revolución "bio"

La población que vive en los grandes núcleos urbanos percibe el campo como un espacio de liberación y conexión con la naturaleza. Rasgos que pueden ser explotados por el emprendedor si analiza correctamente el mercado.

Así, por ejemplo, en los últimos años se ha registrado un importante crecimiento de la demanda de viviendas ecológicas; alineadas con el medio y pensadas para reducir los consumos. Es lo que se enmarca bajo la bio-construcción y la bio-rehabilitación.

La ventaja que ofrece este mercado es que se puede operar a distancia desde una ciudad, evitando así duplicar infraestructuras y aumentar los riesgos, con un conocimiento real del target hacia el que se trabaja.

https://twitter.com/dpascualpinilla/status/1261690950079983619?s=20

 

Cultivo ecológico y local

La ausencia de competencia puede terminar convirtiéndose en un arma de doble filo si no se segmenta bien para entender cuáles son los productos y servicios con más posibilidades de triunfar.

Y es que, sí, hay pocas empresas, pero también hay menos mercado, y el que existe está es muy endogámico. Así, a fin de evitar experimentos extravagantes, muchos emprendedores apuestan por una idea que no suele fallar en los negocios para pueblos pequeños: el cultivo ecológico.

Con paciencia y transparencia se puede terminar construyendo una red de clientes que van desde restaurantes en busca de productos locales, a aficionados a la jardinería o la agricultura, e incluso población de localidades cercanas al centro de operaciones.

Al cultivo tradicional además se puede añadir una vertiente online con muchas posibilidades de crecimiento. De hecho, en algunas zonas los productos se organizan así para ofrecer un producto único y especializado.

https://twitter.com/CronicaNorte/status/1305909128263467008?s=20

 

Asesoría rural

En el campo los trámites burocráticos suelen traducirse en tediosos viajes entre localidades y en plazos alargados. Los problemas se pueden llegar a acumular incluso para los asuntos más sencillos.

Una buena idea para explotar este nicho de mercado pasa por crear una asesoría legal especializada en normativa agrícola. Requiere de una gran cualificación profesional, pero puede derivar en un negocio sostenible a largo plazo.

Estos negocios rurales acostumbran a estar asociados a un crecimiento rápido y continuado gracias al boca a boca de los clientes y a la escasez de competencia en muchas zonas de la península.

 

Turismo de aventura y actividades deportivas

Aquí caben tanto las conocidas actividades rurales (rappel, tirolinas, rafting) como los gimnasios tradicionales tan presentes en los municipios más grandes.

Con la pandemia ha crecido el miedo al turismo internacional, y gran parte de ese mercado ha girado la mirada hacia el campo. Un negocio rural de turismo de aventura puede ser una respuesta ideal para capitalizar ese trasvase.

En cambio, si lo que se quiere es apuntar hacia la población local, montar un gimnasio o una academia de Yoga siempre es una buena idea. Tanto por el control de los clientes que acuden al local, como por la ausencia de competencia en comarcas.

 

Ecoturismo

En línea con lo anterior, miles de personas que antes apostaban por salir al extranjero, ahora buscarán conocer su propio país a través de empresas de turismo asentadas en áreas locales.

Solo durante los primeros meses del verano se registró un crecimiento del 300% en las búsquedas de alojamiento rural en el interior de España. El mercado a aprovechar es evidente.

Eso sí, no basta con crear un negocio de turismo convencional. La clave está en la especialización; ya sea en ecoturismo como vía de escape para el estrés de la ciudad, en actividades de aventura, en turismo cultural o incluso en enoturismo.

 

Cuidado de la Tercera Edad

En torno a un 30% de las personas que residen en zonas rurales son mayores de 65 años. Por eso, en estas zonas se valora con interés los servicios de cuidado.

Aunque pueda parecer que es un mercado cubierto y sin oportunidades, lo cierto es que el envejecimiento paulatino y las enormes distancias que separan los núcleos poblacionales del campo dejan al aire más de una oportunidad.

Pueden ser servicios ofrecidos en el propio hogar del anciano o una geriatría capaz de cubrir toda una comarca. Si ese es el caso, se han de contemplar servicios de acompañamiento, aseo, estética o incluso catering.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos conozcas todas las opciones a la hora de emprender. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya has pensado en el emprendimiento rural?