La saturación de los mercados y la desafección generalizada del consumidor empuja a muchas empresas a abusar del Marketing de Guerrilla y otras técnicas promocionales intrusivas.

Sin embargo, a tenor de la creciente sensibilidad y conciencia del usuario, diversos estudios demuestran lo equivocado que es ese enfoque.

De ahí la popularidad del Inbound, el Storytelling y otras alternativas más horizontales. Y de ahí también que el Affiliate Marketing se esté haciendo un hueco entre todos los negocios del entorno online.

Hoy, en MÁSMÓVIL Negocios, desgranamos el proceso de adquisición de afiliados, y exponemos las ventajas y desventajas de este fenómeno blando y asequible.

Programas de marketing de afiliados

También te puede interesar: "Qué es el marketing lateral y cómo aplicarlo en una empresa"

 

¿De dónde viene el Affiliate Marketing?

Aunque suele ser asociado a la moda vacua de los anglicismos, lo cierto es que el Affiliate Marketing ni mucho menos es una técnica nueva. Ni siquiera es propiedad de Amazon, como otros tantos creen.

La obsesión por los afiliados nació en 1989 de la mano de William J. Tobin, fundador de PC Flower & Gifts y mente pensante de la base de esta técnica de mercadeo.

A través del programa Prodigy Network, la empresa repartía comisiones en función de ventas a los suscritos. Para 1994 la beta ya estaba lista (en colaboración con IBM), y para 1995 ya había 2.600 afiliados inscritos en la red.

No sorprende que en pocos años el proyecto de Tobin estuviera facturando hasta 6 millones de dólares bajo esta lógica.

Y no tardarían, claro, en aparecer réplicas similares de la competencia. En 1994 la compañía de discos musicales CDNOW seguía los mismos pasos con su programa BuyWeb, y en 1996 entraría en escena la multinacional de Jeff Bezos.

En tan solo cuatro ejercicios Amazon había logrado estandarizar el Affiliate Marketing, y eliminar a la competencia con una patente que hoy todavía representa la semilla de la técnica expandida por todo Internet.

https://twitter.com/sunilc_/status/1305377047305355264?s=20

 

Pero ¿qué es exactamente?

El Marketing de Afiliados no es más que la renuncia porcentual del beneficio a cambio de un mayor alcance a nivel de ventas.

Es decir, la creación de una cartera de pseudocomerciales que utilizan sus propias plataformas y espacios de exposición para incentivar la compra de los productos de la empresa matriz.

A cambio, esta cede un porcentaje de la venta al afiliado, como pago por su "servicio": las dos partes ganan, y el cliente no percibe ninguna intrusión en su experiencia de navegación.

"El mérito es colocar el producto, no crear el contenido", explica el creador y experto en afiliación Pau Ninja. Eso es a lo que se dedica Amazon, y con lo que han logrado muchos emprendedores enriquecerse a través de las famosas comisiones.

Youtubers e influencers sin un negocio establecido ni grandes conocimientos empresariales, se convierten en afiliados del Marketplace con mejores condiciones, y amasan beneficios haciendo simplemente valer su poder prescriptor y su cartera de seguidores.

 

¿Cómo funciona realmente el Affiliate Marketing?

Siendo su mecanismo ya atractivo de por sí, el verdadero motivo del éxito del Marketing de Afiliados se encuentra en la flexibilidad que ofrece a la empresa afiliadora en términos de inversión.

Y es que, las comisiones que vertebran la técnica están regidas por un filtro muy preciso que evita el pago a por mayor, o los desajustes de rentabilidad.

El pago solo se concede cuando el cliente realiza una acción concreta; normalmente suele ser hacer clic en el enlace hacia la tienda, pero también puede ser concretar la compra o realizar cualquier otra operación.

Es la cookie la que acredita el cumplimiento del contrato del programa, y lo que permite al anunciante pagar solo por valor real.  Eso sí, el Marketing de Afiliados no es un dogma estático.

Con el paso del tiempo, las empresas se han ido cualificando para evitar la venta dura y directa. La afiliación más extendida implica, en su lugar, la valoración de productos o la publicación de opiniones.

 

Monitorización y rendimiento

Dependiendo del objetivo de la empresa, la estimación del gasto se puede configurar en base al tipo de lead consensuado:

  • CPC o coste por clic: se genera una comisión por pinchar en un banner, un pop-up, cualquier anuncio, o incluso un enlace directo. En este caso la remuneración depende del rendimiento de la campaña de la marca.
  • CPM o coste por mil impresiones: la marca paga cuando el slot publicitario llega a las 1.000 impresiones. Es un valor fijo, y está condicionado por el número de visitas del blog o el site.
  • CPA o coste por acción: además de hacer clic en la publicidad, el usuario debe realizar alguna acción dentro de la página de compra (registrarse, comentar, hacer un pedido). Aquí es el afiliado el que debe demostrar su poder de prescripción sobre los seguidores.

 

La afiliación en práctica

El primer paso para cualquier emprendedor es la selección del sitio de operación. Esto es, determinar el sitio, el blog o el canal donde el creador o influencer fidelizará a seguidores y hará crecer su popularidad.

Funciona con cualquier red social (especialmente Instagram y Facebook), así como toda web y canal de Youtube. El último ejemplo es el más empleado por la facilidad que ofrece la compañía y por la gratuidad de la misma.

Lo único que ha de tener en cuenta el creador es la transparencia a la hora de insertar enlaces de afiliados, en regla con lo que estipula la Cámara de Comercio Federal (FTC) de Estados Unidos.

Se trata de una serie de obligaciones legales que los Marketplace incluyen en sus términos. Amazon, por ejemplo, lo recoge en [este sitio].

 

La elección del programa de afiliación

El tipo de producto y el tamaño del nicho determinan las condiciones que ofrece cada programa. Son factores que el interesado ha de tener en cuenta a la hora de planificar su estrategia.

Es así porque la elección del target no es completamente libre; el tipo de contenido ofrecido y el perfil propio como creador implican la atracción de un determinado público, y el interés de unos anunciantes concretos.

La lista de programas es casi interminable, y quizás el de Amazon es el más conocido de todos. Pero no es el único. La propuesta de Bezos consiste en pagar comisiones bajas por volúmenes de tráfico muy elevados.

Si lo que se busca son comisiones más elevadas en nichos más especializados, una alternativa interesante puede ser ConvertKit, un programa que paga 700 dólares al mes por el envío de 80 clientes. La contraparte es que los compradores son muy limitados.

En todo caso, lo más recomendable es llevar a cabo una exploración del mercado y de la competencia, para elegir la opción más interesante en función de las necesidades y los objetivos.

 

El oficio de la red

Una vez se ha cerrado la inscripción en el programa, el creador solo tiene que ceñirse a su actividad habitual: la atracción de público y fidelización de la audiencia.

En ese proceso intervienen multitud de factores, que van desde la optimización SEO a la inversión en SEM, el acomodo de enlaces según la posición del botón y la forma del mensaje, la utilización de CTAs, y en definitiva, la conversión de leads.

El Marketing de Afiliados no acostumbra a entenderse como un fin en sí mismo, porque requiere de un negocio ya asentado para funcionar. Sí como un añadido rentable y fácil de manejar.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que domines todas las técnicas promocionales. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conocías el Affiliate Marketing?