En España hacen falta una media de 13 días para montar una empresa. Cifra muy superior a la de otros vecinos europeos, y sin embargo, insuficiente para obtener los recursos que demanda el emprendimiento.

De acuerdo con un estudio de Selfbank, el 56% de las pymes nacionales que necesitan financiación externa tienen dificultades importantes para obtenerla. ¿Se debe a la falta de tiempo?

La mayoría de expertos apuntan a una ausencia de cualidades clave para vender el proyecto a inversores y futuros socios. Algo de lo que podría tener mucha responsabilidad la falta de conocimiento del mundo financiero.

Y es ahí donde entran en juego tanto el Neobanco como el Challenger Bank; dos figuras propias de la era digital y la revolución Fintech, que podrían abrir muchas puertas a este tipo de negocios.

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios repasamos el papel de estas entidades en el tejido empresarial, y remarcamos sus diferencias a fin de evitar malentendidos y pérdidas críticas de tiempo.

Qué es un Neobanco

También te puede interesar: "Financia tu proyecto a través de Startupxplore"

 

La primavera fintech

"Veremos muchísimos neobancos en los próximos años", asegura Salvador Casqueiro, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). "El modelo de banca tradicional no desaparecerá, pero estará forzada a competir con negocios nacidos en la era digital".

En la última década la irrupción de la tecnología en el sector ha propiciado la aparición de empresas nativas digitales, con productos novedosos, y sobre todo con nuevos enfoques B2C.

Esto ha generado un impacto de tal calibre, que la banca tradicional, apoltronada en posiciones de mercado históricas, se han comenzado a ver forzadas a mirar hacia las nuevas jugadoras.

Las entidades de las que la prensa y los emprendedores tanto hablan son los llamados Neobancos; empresas englobadas dentro del fenómeno Fintech, que para 2025 podría estar ya valorado en 305.000 millones de dólares.

 

La convergencia digital

Muchas son las razones de su éxito, pero es fácil destacar su conocimiento de las necesidades del target digital, la flexibilidad operativa o la libertad corporativa amparada por una ausencia de fusiones y trato con la administración.

"Son bancos nacidos para ofrecer una gran experiencia al cliente, con un alto nivel de personalización en sus productos, tanto en su variedad como en su precio, debido a que su estructura de coste es muy eficiente al no tener sucursales físicas", explica Antonio Herraiz, director de de Banca Digital, Innovación y Tecnología Financiera en el IEB.

Aunque en sus primeros pasos los Neobancos se están limitando a ofrecer servicios similares a los de la banca tradicional, pero en móvil, en los próximos años los productos irán transitando hacia lo digital.

Y ya, en la actualidad, es posible percibir beneficios claros para las empresas y los consumidores, gracias a un abaratamiento fruto del aumento de la oferta en el mercado.

 

El Neobanco aliado

Operan con comisiones casi nulas y vuelcan todos sus esfuerzos al entorno digital. El Neobanco es la traducción moderna del banco tradicional; una entidad nacida en plena Transformación Digital del mercado, con una filosofía y objetivos genuinos.

Suelen depositar todo el peso del negocio en tres pilares: la app móvil, la cuenta corriente online, y las tarjetas de débito o prepago. Aunque sí hay que mirar un factor de éxito ese es el low-cost que baña todos sus productos.

Para que una empresa financiera sea considerada Neobanco tiene que cumplir, al margen de todo lo previo, dos requisitos:

  • No poseer licencia bancaria: a ojos legales estas entidades no son bancos reales, y bien operan a través de EDEs (entidades de dinero electrónico) o bien a través de EDEs externas encargadas de custodiar el capital.
  • Ofrecer un servicio completamente digital: no cuentan ni con oficinas ni con ningún otro establecimiento físico. La cuenta se abre a través de Internet, y las operaciones se gestionan desde la web o el móvil.

A todo ello se suma la experiencia en el manejo de criptomonedas, la deslocalización de las operaciones (mover capital sin importar el país) y la capacidad de trabajar con monedas distintas al mismo tiempo.

Los Neobancos se alían con la banca tradicional para acceder a su cartera de clientes, sí, pero existen algunas entidades que se desentienden y deciden operar por sus propios medios.

Es por eso que los expertos recomiendan estudiar bien las condiciones de cada jugadora a la hora de buscar financiación. Lo más habitual es que estos bancos ofrezcan mayor flexibilidad e impongan menos requisitos a los solicitantes que el sistema clásico.

 

La alternativa Challenger Bank

A medida que crecen y que establecen acuerdos y relaciones con la banca tradicional, los neobancos van abandonando sus características únicas para adoptar rasgos analógicos. Es entonces cuando se convierten en Challenger Banks.

Estos no son más que Neobancos que sí tienen licencias de entidad de crédito. Es decir, que pueden captar depósitos de los clientes y que están sometidos a la regulación estatal a cambio de la protección del Fondo de Garantía.

Para que una entidad se convierta en Challenger Bank tiene que ser estudiada por la entidad pública correspondiente en cada país, a fin de obtener la cotizada licencia. En nuestro país el encargado es el Banco de España.

Así, un banco de este tipo no deja de ser objetivamente un banco tradicional. Claro que, con la salvedad de operar 100% en el entorno digital. Pero sus productos, condiciones y restricciones serán las mismas que comparten el BBVA, el Santander y el resto de entidades conocidas.

https://twitter.com/FTPartners/status/1308119720189624321?s=20

Un autónomo o emprendedor que esté buscando obtener financiación para sacar adelante su proyecto encontrará tanto en el Neobanco como en el Challenger Bank, la oportunidad de acceder a productos que tradicionalmente se le han negado por el riesgo asociado a su actividad.

Es posible que, por su relación con grandes entidades, los Neobancos ofrezcan mayores garantías a los interesados, pero que en cierto punto sean los Challenger Banks los que permitan acercarse a las pretensiones buscadas.

En cualquier caso es el empresario el que tendrá que estudiar las distintas opciones y elegir la entidad cuya relación contractual sea más sostenible a largo plazo.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos domines todas las posibilidades de financiación. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conocías las características del Challenger Bank y el Neobanco?