Las empresas son el objetivo habitual de los ciberdelincuentes. A diario se reciben intentos de phishing que pueden desembocar en un poderoso ransomware. Y hablamos de muchos tipos de negocios, desde grandes grupos hasta pymes y autónomos, y todos son vulnerables.

Saber protegerse es fundamental y para esto un experto informático y un software adecuado pueden ser de mucha ayuda. Pero conocer al enemigo es clave para no caer en sus trampas. En la mayor parte de la ocasiones es un error humano el que abre las puertas a todos estos ataques. Mientras que en otras no podemos hacer nada al existir brechas de seguridad en los sistemas, que propician los ataques informáticos.

Habitualmente, estos se engloban en virus y malwares, pero las variantes son muy amplias. Hoy nos detenemos en los principales tipos de ataques informáticos, explicando sus características.

brecha de seguridad

También te puede interesar: Formación sobre ciberseguridad a empleados: ¿es necesaria?

Principales tipos de ataques informáticos

Según la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) una brecha de datos personales es un incidente de seguridad que ocasiona la destrucción, pérdida o alteración accidental o ilícita de los datos personales tratados por un responsable, o bien la comunicación o acceso no autorizados a los mismos. Y estamos obligados a comunicarlo en caso de que nuestra empresa haya sido víctima de esto.

Ataques con malware

Cuando hablamos de malware nos referimos a un software malicioso que ha sido creado para infiltrarse en un sistema. En ocasiones son categorizados como virus, pero el virus es un tipo de malware. Suelen venir camuflados en programas que dicen ser otra cosa, con el objetivo de que los ejecutes en tu equipo.

Ataques con virus

Este tipo de ataque clásico se realiza mediante el desarrollo de un código que infecta a determinados archivos. Puede ser tan dañino que es capaz de estropear de forma irremediable ordenadores completos o hacer irrecuperable un sistema de archivos.

Ataques con troyanos

El troyano es otro código pero destinado a favorecer la entrada de otro tipo de programas maliciosos. Se llaman así por el mítico caballo de Troya ya que hacen algo similar: entrar sin ser detectados y facilitar el ataque de terceros.

ataque ddos hacker

Ataques con gusanos

Un gusano es muy difícil de detectar, ya que una vez que ha infectado al equipo realiza copias de sí mismo y las difunde por la red. Además, puede llegar por múltiples vías como las redes o el correo electrónico.

Ataques con spyware

Su nombre viene dado de "programa espía" ya que se instala en un sistema con el fin de registrar todo lo que ocurre en él. Puede recolectar toda la información incluyendo las teclas pulsadas, las web visitadas e incluso grabar o hacer capturas de la pantalla.

Ataques de ransomware

El ransomware uno de los mayores temores actuales para muchas empresas. Este tipo de malware ha sido diseñado para encriptar los archivos de un ordenador, que puede afectar a toda una red o base de datos entera. Si te infectas no podrás acceder a los archivos hasta que consigas (si lo logras) la clave de desbloqueo.

Ataques de phishing

El phishing es la técnica utilizada para propiciar todo tipo de ataques informáticos. Se basa en la suplantación de identidad para engañar al usuario y conseguir que entre en un enlace o descargue un programa malicioso. En tu carpeta de spam podrías encontrar muchos de estos correos, pero también pueden llegar mediante llamadas telefónicas o SMS.

Ahora que ya sabes más sobre todo este tipo de ataques, solo necesitas asegurarte de que dispones de la mejor conexión para que tu negocio sea un éxito. En MÁSMÓVIL Negocios te proporcionamos los mejores servicios de telecomunicaciones para que estés siempre conectado con tus proveedores y clientes. Visita nuestra web o llámanos gratis al 1495 y te informaremos sin compromiso.

Y tú, ¿ya estás protegido ante estas amenazas?