Qué es la ciberinteligencia y cómo puede ayudar a las pymes

Qué es la ciberinteligencia y cómo puede ayudar a las pymes

Los eventos empresariales que te esperan este 2020
Claves para encontrar al mejor candidato a través de su CV
Requisitos para la moratoria del alquiler por parte de pymes y autónomos

Es una de las pocas industrias que rige su evolución al crecimiento de las infracciones. La ciberseguridad es pasiva, y sus innovaciones se derivan de la necesidad de defenderse de la perspicacia de los hackers.

En un mundo cada vez más digitalizado, en el que las transacciones económicas y empresariales se exponen a los peligros de la red, las medidas de seguridad han dejado de ser simples instrumentos coyunturales.

Solo durante las primeras semanas de la cuarentena, los ataques de phishing crecieron hasta en un 70%. ¿Cómo hacer frente a esto? Muchas empresas están abandonando la pasividad para apostar por la prevención activa.

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios explicamos la importancia de la ciberinteligencia, un enfoque multidisciplinar que revaloriza el papel de la ciberseguridad en instituciones y organizaciones.

Ciberinteligencia

También te puede interesar: “¿Qué sucederá con el teletrabajo en el futuro?

 

¿Qué es la ciberingeliencia?

La ciberinteligencia, también conocida en el mundo anglosajón como CTI, es, de acuerdo con Deloitte, “una recolección de información respecto a amenazas, la cual debe ser analizada, adaptada y contextualizada a los riesgos específicos de cada negocio”.

Es decir, que hablamos de una aplicación o traslación del concepto tradicional de inteligencia empresarial al ciberespacio. El objetivo de este enfoque pasa por dotar a las empresas de los recursos necesarios para no tener que poner en marcha otras soluciones reactivas de ciberseguridad.

Aunque esta última también se asienta en la prevención, la ciberinteligencia asienta su terreno en una fase mucho más temprana de exposición. El objetivo es que la organización pueda anticipar, identificar y atribuir ataques y/o amenazas en la red.

La necesidad de una metodología derivada de la propia ciberseguridad nace de la sofisticación progresiva de los ciberataques, y de la falta de dinamismo en las empresas. De hecho, se estima que un 67% del tiempo empleado en responder incidencias es malgastado.

Conocer, así, quién es el atacante, cual es su naturaleza y qué es lo que pretende, resulta crucial para que la compañía pueda reorganizar los recursos adecuados capaces de hacer frente.

 

Objetivos

A la complejidad y sofisticación de los ciberataques se le suma la particularidad de cada industria y sector. La ciberinteligencia apuesta por un enfoque estandarizado porque resulta imposible concretar medidas.

Esto permite a las empresas aproximarse a la vanguardia de la ciberseguridad respondiendo a sus propias necesidades. Y sí, suelen ser similares entre organizaciones. De esta manera, la ciberinteligencia permite:

  • Obtener un sistema predictivo de alertas tempranas: el análisis permanente a través de los datos permite adelantarse a los atacantes antes de que materialicen ninguna amenaza.
  • Destripar las ciberamenazas: el seguimiento de los hackers y las principales tendencias de este mercado negro otorga a la empresa las herramientas adecuadas para debilitar los ciberataques.
  • Agilizar la toma de decisión: no hay medicina más efectiva contra una cultura anquilosada que los datos. La información favorece el compromiso de toda la organización, y proporciona fluidez al proceso de toma de decisión en cuestiones de seguridad.

 

La iniciación en ciberinteligencia

Se puede ser una de las empresas más seguras del sector sin seguir ninguno de los postulados de la ciberinteligencia, al igual que es posible saltar a esta disciplina sin contar con mucho recorrido en términos de ciberseguridad.

Lo importante para alcanzar el éxito con esta metodología no es el conocimiento. Ni siquiera los recursos. La clave pasa por la concienciación y por una cultura corporativa flexible, abierta a los cambios y a la adaptación.

Igual que una organización cortoplacista y obsesionada con los resultados no aboga por la inteligencia empresarial, tampoco lo hará por realizar inversiones de tiempo y dinero en recursos de monitorización preventivos.

De acuerdo con la proveedora de servicios integrales Ambit, el proceso de ciberinteligencia se puede resumir en los siguientes pasos:

  • Identificación de los objetivos a conseguir con el análisis de la información.
  • Definición de las distintas fuentes de información a utilizar (privadas, públicas, internas a la empresa, automatizadas).
  • Estudio y análisis de la información utilizando las herramientas apropiadas.
  • Identificación de los posibles riesgos y amenazas definidos en los objetivos.
  • Aplicación de medidas o acciones a realizar ante las amenazas y riesgos

Hablamos, por tanto, de una metodología que se divide en una fase técnica, caracterizada por el uso de la analítica para extraer información de los datos, y en una fase estratégica guiada por la identificación de peligros y problemas tanto internos como externos.

Las organizaciones que deseen tener una implementación de ciber-seguridad íntegra deben ser capaces de anteponerse a las amenazas, y también conocer qué es lo que ocurre dentro de su perímetro”, sostiene Nicolás Corrado, de Deloitte Chile.

 

Aplicaciones concretas

Para una empresa nobel no resulta sencillo observar el mercado para aprender de las estrategias de ciberinteligencia de la competencia. Esta, siempre suele estar englobada dentro del plan de ciberseguridad, y resulta indistinguible de las medidas más fugaces.

Sí es posible inducir la metodología desde determinadas acciones, o deducir aplicaciones recurriendo a la teoría. Es más, en base a esta es fácil enumerar algunos ejemplos de ciberinteligencia.

Tales como la realización de análisis forenses basados, o la monitorización de entornos peligrosos como la Deep Web o canales de IRC. Se puede incluso saber si la empresa ya ha sido atacada detectando la venta de información confidencial.

Esta no es una técnica sencilla de dominar, y no presenta una meta definida. Es decir, que al igual que le sucede a la propia ciberseguridad, las empresas están obligadas a mejorar y perfeccionarse día tras día. No hay que olvidar que los atacantes no descansan.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que conozcas todos los recursos de seguridad que ofrece el ciberespacio. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya haces uso de la ciberinteligencia?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0