Lecciones que un emprendedor debe aprender de un error

Lecciones que un emprendedor debe aprender de un error

Sherpa, el asistente virtual español que pretende hacernos la vida más fácil
Los mejores coworkings de Castilla-La Mancha
El Yoga en la jornada laboral

Todo emprendedor debe ser consciente desde el principio de que va a cometer errores. Muchos. Es algo completamente normal que le ocurre a todo el mundo que se decide a crear su propio negocio y, por ello, no debe frustrarse ante las adversidades, sino aprender de cada una de ellas para seguir mejorando y creciendo.

¿Cómo aprender de los errores?

  1. No hay que infravalorar a la competencia

Es posible que hayamos conseguido posicionarnos muy bien en el mercado al haber visto una oportunidad de negocio donde nadie la había visto antes. Esto es una ventaja competitiva muy importante y la fórmula del éxito para muchas empresas, pero no debemos confiarnos.

Una vez nuestro negocio es conocido, puede pasar -y pasa- que otra empresa copie nuestra idea y la mejore. Que nosotros hayamos llegado antes y, por ahora, seamos los mejores, no quiere decir que cualquiera no pueda copiarnos y mejorarnos.

Por eso, es muy importante no infravalorar a la competencia, estudiar sus movimientos y no perderles de vista para que no nos coman el terreno.

Un sonado caso de una empresa a la que le ocurrió esto es Nokia. Este fabricante de telefonía móvil hubo un tiempo en el que no tenía rival, todo el mundo quería un Nokia y su liderato era algo incuestionable en el sector. Pero se quedaron atrás, la irrupción de los smartphones de la mano de Apple y Samsung dejó a esta compañía estancada y no supo ver lo que se avecinaba.

Bombilla

  1. No contratar a gente por lazos afectivos

No malinterpretemos la frase. Por supuesto que se puede contratar a familiares, amigos y personas cercanas con las que tenemos algún vínculo afectivo. El matiz se encuentra en que ésta no puede ser la razón principal por la que les contratemos. Si estas personas de nuestro entorno son las más idóneas para el puesto ofertado, fenomenal, pero si es precisamente ese vínculo el que nos “obliga” a contratar, aunque no sean los mejores candidatos puede que tengamos un problema en el futuro, por ellos es mejor no mezclar relaciones profesionales y personales.

También te puede interesar: ¿Qué es una empresa gacela? 

Grupo de gente reunida

  1. No obcecarse

Si algo que teníamos planeado no sale como esperábamos no tenemos que tener miedo a cambiar la estrategia. No hay que obcecarse en algo, por mucho que creamos que es la manera correcta de hacer las cosas, si vemos que los resultados no acompañan hay que buscar soluciones y no temer a los cambios, sobre todo, si estos van a ser para mejor.

El ser humano es un animal de costumbres, pero si estas no son las más efectivas y rentables para el negocio hay que hacer un esfuerzo y cambiar la manera de actuar.

Ser emprendedor no es fácil, requiere mucho esfuerzo, sacrificio y capacidad para adaptarse y crecer para que los más grandes no nos anulen en el mercado. Por eso, aunque cometerás errores, es de vital importancia no recrearse en la desazón que quizás éstos nos produzcan sino sobreponerse lo antes posible y aprender de ellos para poder seguir adelante.

Desde MÁSMÓVIL Empresas siempre hemos querido apoyar a los emprendedores en su ardua tarea, por eso si contratas cualquiera de nuestras estupendas tarifas de Internet y Móvil para empresas te aseguramos que no estarás cometiendo ningún error ¡Llámanos al 1496 o entra en nuestra web y te informaremos!

¡Aprende de tus errores y nunca te rindas!

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies