Deja atrás los hábitos que te impiden progresar en tu negocio

Deja atrás los hábitos que te impiden progresar en tu negocio

Richard Branson y la clave de su éxito
Las mejores acciones de marketing de guerrilla con proyección en redes sociales
Embajadores de marca: de trabajadores a fans de la empresa

Todo empresario quiere que su negocio tenga éxito, pero la realidad es que pocas startups duran mucho más allá de sus primeros años. Las razones que provocan esta situación son variadas y tanto los trabajadores como los propios dueños de la empresa son responsables de ellas.

Cada persona es un mundo completamente distinto. Todos tenemos nuestros hábitos, nuestras costumbres y nuestras manías, pero seguro que hay algunos que podrías modificar para tener éxito a largo plazo con tu negocio tras su creación.

Actividades que deberías evitar

Centrarte en demasiadas cosas a la vez

El ambiente empresarial puede ser agitado y, a veces, abrumador. Habrá momentos en los que tendrás que jugar en muchas posiciones, manejar muchas responsabilidades y tener nuevas ideas constantemente. Por eso deberás organizarte y priorizar porque, si no lo haces, tus esfuerzos no tendrán repercusión ya que no aportarás nada en ningún área.

Permanecer demasiado centrado en una cosa

También es posible que ocurra el caso contrario y que te concentres tanto en un objetivo que se te pasen por completo otros elementos del negocio. Por ejemplo, le has dedicado horas y horas a una campaña de marketing con el fin de tener un “lanzamiento perfecto” pero, ¿has pensado qué harás en los meses posteriores?

Retrasar la creación de una estrategia u organización

En sus primeros días, la mayoría de las empresas están bastante relajadas. No es divertido crear reglas, sistemas ni procesos, pero es necesario si quieres crecer.

Hombre con un libro en la mano

Te puede interesar: Consejos para crear un negocio low cost

Crear unas expectativas demasiado altas

Todas las empresas nuevas tienen mucho que demostrar y, si quieres tener la oportunidad de ganarte a los mejores clientes, tienes que impresionarlos. Sé sincero contigo mismo y no exageres tus capacidades, ya que con el tiempo caerán por su propio peso.

No tomar riesgos

Emprender es en sí mismo es un riesgo, pero no puedes detenerte ahí. Las buenas compañías son las que siempre están experimentando con nuevas perspectivas, servicios y enfoques más eficientes.

No delegar

Es difícil dejar de lado las responsabilidades, especialmente cuando el negocio es el fruto de tu trabajo y de tus ideas. Puedes aferrarte a ellas porque siempre quieres la perfección, pero no puedes hacerlo siempre. Confía en tus compañeros de equipo y delega de manera eficiente.

Preocuparte demasiado por el dinero

No debe ser tu único objetivo. Céntrate en hacer el mejor producto o servicio posible que puedas e inspira a tu equipo.

Descuidar tu salud

Si no descansas el tiempo suficiente te sentirás más agotado. Es una obviedad, pero serás menos productivo y más propenso a sufrir algún tipo de patología.

No leer

Hay muchas formas de conseguir inspiración y leer es una de ellas. No vale solo con leer temas que te interesen. Si estás al día de la actualidad controlarás cómo va evolucionando la industria o tu sector y podrás aprender de aquellos aspectos que menos conozcas para seguir avanzando.

Depender de una sola fuente de ingresos

No te conformes con lo que ya tienes. Puedes generar más beneficios si consideras apostar por otras formas de negocio como escribir un blog, realizar trabajos de fotografía y vídeo, o conseguir nuevas cuentas para la empresa.

No pensar en el futuro

Nunca sabes qué puede depararte el día de mañana y por eso es conveniente que ahorres una pequeña cantidad para que pueda servirte de colchón en el futuro. Nunca gastes más de lo que ingresas.

Conformarte con lo que ya tienes

Puede que te sientas seguro dentro de tu zona de confort, pero como decía Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street, “las personas exitosas están 100% convencidas de que son maestros de su propio destino, no son criaturas de la circunstancia, ellos crean las circunstancias”.

Estos hábitos pueden no parecer mucho, pero si se repiten, su capacidad destructiva puede evitar que la empresa despegue. Cuanto más rápido notes estos hábitos, y cuanto más decidido estés a eliminarlos, mayor será la probabilidad de que el negocio crezca y de que sea rentable a largo plazo.

Si quieres que tu negocio progrese deberás contar con el mejor servicio para tu negocio. Consulta más detalles sobre nuestras tarifas para emprendedores en la web o llámanos gratis al 1495.

¿Evitarás estos hábitos de tu día a día?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies