GIG economy: la revolución empresarial de los freelance

GIG economy: la revolución empresarial de los freelance

Consejos para ser más productivos durante la jornada intensiva
One to one. Las ventajas de aplicarlo con tus empleados
Cómo hablan de tu negocio los colores corporativos

El trabajo a tiempo parcial no deja de crecer en todo el mundo. No se trata de una tendencia temporal, ni accidental: las nuevas necesidades derivadas de la globalización, la ultraespecialización, y las nuevas tecnologías, ha acabado con el empleo vitalicio que conocían las anteriores generaciones. La GIG economy se impone ahora como una realidad a la que los freelance y autónomos se tienen que amoldar.

De acuerdo con el Informe de Infoempleo Adecco 2018, el 70% de los responsables de recursos humanos en España creen que para 2025 las plantillas de las empresas se reducirán en favor de contrataciones esporádicas de freelance. En Estados Unidos entre el 20 y el 30% de la población activa ya participa en este nuevo entorno según un informe de Mckinsey.

Si eres autónomo o tienes pensado serlo, y quieres triunfar en la GIG Economy, es importante que tengas en cuenta ciertas claves y consejos.

GIG economy

También te puede interesar: “Ventajas del coworking para los emprendedores

 

¿Qué es la GIG economy?

Nació hace poco más de una década como consecuencia de la crisis mundial, y cambió por completo el mercado laboral. La GIG economy, conocida también como “economía de agentes libres”, hace referencia a todo tipo de actividad económica sustentada en relaciones laborales breves, encargos y proyectos con fecha de finalización clara. Es decir, un mundo arrodillado ante freelance, consultores independientes y emprendedores.

Este modelo basado en las nuevas tecnologías permite a las empresas ahorrar costes de manera considerable, y ofrece una flexibilidad increíble para que los trabajadores puedan dibujar sus propios proyectos laborales de forma personalizada. La deslocalización y el tan popularizado teletrabajo son solo dos consecuencias de esta perspectiva económica.

Pero claro, no todo son facilidades para un emprendedor con ganas de crecer. Con un mercado laboral tan moldeable, las compañías han estrechado sus criterios a la hora de contratar. El talento que ahora se busca es de carácter mucho más cualificado y vanguardista. Y no solo eso: los ingresos del trabajador son más irregulares, y las vacaciones pueden llegar a desaparecer.

 

Versatilidad y adaptación

El denominador común es la tecnología. Y desde ahí es fácil saltar hacia las plataformas digitales; ecosistemas de trabajo independientes y colaborativos que sirven como piscifactorías de talento para las empresas. La competitividad en estas herramientas es muy alta, y eso ha llevado a los participantes de la GIG economy a tener que formarse de manera continuada.

En España existen 3,2 millones de trabajadores por cuenta propia, y todos ellos deben competir por una oferta laboral limitada y muy irregular. A todos ellos se les exige que sean multidisciplinares. Que posean las virtudes ideales según la llamada “fórmula de la empleabilidad”: habilidades técnicas, competencias sociales y capacidad de aprendizaje.

Apostar por espacios de coworking puede suponer una oportunidad para adquirir esas competencias. Y es que, un entorno de trabajo limpio, sin interferencias propias del día a día, favorece el aprendizaje óptimo. La conciliación, la gran cuestión que provoca el rechazo de muchos trabajadores hacia este modelo, se puede solventar huyendo de casa hacia entornos compartidos.

 

¿Cómo adaptar la GIG Economy a un freelance?

No solo basta con formarse, sino que también es necesario conocer qué tipo de perfiles persiguen las compañías. En un contexto tan digitalizado como el actual, es fácil mirar hacia sectores como los de las tecnologías de la información, la ingeniería, la investigación, la consultoría estratégica y el marketing, como principales oportunidades para los trabajadores. ¿Y dónde buscan las empresas?

Las Human Clouds o FMS (Freelancer Managment System) son las plataformas digitales que mejor se están posicionando como bolsas de trabajo para los trabajadores por cuenta propia. Estas no son más que ecosistemas en los que los autónomos pueden exponer sus habilidades, parte de sus trabajos y cualquier otro tipo de logro que pueda atraer al contratante.

En Estados Unidos se ha hecho increíblemente popular TaskRabbit, una herramienta especializada en tareas domésticas que pone en contacto a clientes con trabajadores. Con esta plataforma se evitan intermediarios, y se ofrece una vía de acceso directo al mercado laboral en pocos pasos.

 

¿Cómo se puede adaptar una empresa?

Los proyectos ya no están condicionados por las características del equipo de trabajo. Las empresas puedan configurar grupos personalizados en función de los requerimientos en cada caso, y esto permite potenciar la competitividad en términos de innovación de mercado.

Eso sí, actualmente solo el 17% de las grandes corporaciones contratan freelancers con la idea de hacerse más innovadoras. La GIG economy, no obstante, abre las puertas a alejarse del status quo empresarial gracias a la llegada constante de ideas externas frescas.

La llegada de agentes ajenos al núcleo de la marca puede desdibujar la personalidad del negocio, y por eso es importante optimizar los procesos de integración antes de lanzarse a la GIG Economy. La transparencia y honestidad han de ser pilares en esa relación laboral. De no serlo, pueden surgir problemas administrativos y de confianza.

 

Casos de éxito empresarial de GIG Economy

Los ejemplos son tan variados como lo son los sectores de la actividad económica. No es necesario mencionar a Uber y su gran rival, Lyft, como principales modelos a seguir en este modelo. Otras empresas aseguradoras han sabido aprovechar la oportunidad que ofrece el éxito de estos negocios. En Canadá Aviva, y en Reino Unido Zego, han creado interesantes pólizas que cubren al conductor desde que el pasajero contrata el trayecto.

Algunas FMS como Coinlancer o Ethlance, han entendido la importancia que tiene la transparencia en las nuevas relaciones laborales, y apoyándose en las criptomonedas, han sabido incorporar el blockchain en la GIG economy. ¿Cómo? Creando sus propias monedas digitales, o adoptando algunas ya existentes.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que aprendas las principales claves la GIG economy. Por ello y para que puedas aplicarlas con efectividad, te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conocías la GIG economy?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0