Cómo elegir si cobras o no los gastos de envío en tu ecommerce

Cómo elegir si cobras o no los gastos de envío en tu ecommerce

Conoce a las startups que han generado más millonarios en los últimos años
¿Qué son las Facturas Proforma?
¿Se debería llevar la mascota al trabajo?

A la hora de abrir una tienda online hay que pensar en una buena estrategia de gastos de envío. Una mala elección, en este sentido, te puede hacer perder ventas, ya que son una de las causas más comunes de abandono del carrito de la compra.

Debes llevar a cabo una política de gastos de envío, donde estos sean lo más reducidos posible y complementen al producto ofreciéndolo a un precio competitivo.

Diferentes estrategias de gastos de envío

  • Gastos de envío gratis

Como ya sabemos la palabra gratis, por sí sola llama la atención. Ofrecer envíos gratuitos capta la atención de tus potenciales clientes y conseguirás mayores ventas al eliminar esta barrera. No hay porque asumir el coste total del envío, ya que, puedes sumar este importe al precio del producto de forma total o parcial.

  1. En la primera compra

Envíos gratis en la primera compra es un incentivo muy útil para captar clientes y fidelizarlos. Es recomendable para productos que sean de consumo frecuente y cuando tengas muy controlados tus costes.

Si quieres seguir esta política, cuando el usuario compre por primera vez, debes guardar un histórico de pedidos para que no se te pase cobrarlo en la segunda compra.

Te puede interesar: Programas para hacer facturas y presupuestos

  1. A partir de cierto valor de compra

Envíos gratis a partir de un determinado importe es una buena estrategia para grandes tiendas ecommerce. Es una opción muy atractiva para los potenciales clientes y con ello podrás conseguir aumentar el valor medio de la cesta de compra.

Para poner en práctica esta estrategia hay que calcular la cantidad necesaria a partir de la cual logramos obtener un determinado margen y soportar el coste del envío.

  1. Por peso de artículo

Podemos configurar el precio del envío en función del peso del pedido, para que a partir de unos determinados kilos el envío salga gratuito y de esta forma los clientes pagarán lo proporcional a su compra.

  • Gastos de envío fijos

  1. Tarifa de envío fija

Si tienes un buen acuerdo con tu empresa de mensajería y te permite tener unos costes de envío muy bajos puedes llevar a cabo esta estrategia. Debes tener en cuenta que los clientes que compren mucho saldrán beneficiados en contra de los que compran poco y barato, pudiendo convertirse en una barrera para ellos.

El precio fijo que debes establecer para todos los envíos será una media de los costes de envío.

  1. Precio por suscripción anual

Si en tu tienda online cuentas con un módulo capaz de registrar un histórico de pedidos es una opción muy versátil.

Se trata de ofrecer a los clientes que realizan varios pedidos a lo largo del año un precio fijo que pagará en una cuota anual y siempre será más barato que pagar los costes de cada envío por separado.

Hay que fijar un determinado precio para la suscripción en función de una banda de pedidos, por ejemplo, 10 pedidos anuales suscripción de 9,99€, 20 pedidos anuales 14,99€ y así sucesivamente, el precio variará en función de nuestros costes y márgenes.

Varias personas miran un ordenador

  • Alternativas de envío

Es una buena estrategia ofrecer la posibilidad al cliente de elegir qué tipo de envío quiere que se le aplique.

  1. En función de la urgencia

En este caso puedes ofrecer la alternativa de un reparto urgente en 24 horas, con el coste que ello conlleva, o un envío económico para aquellos clientes que priorizan lo barato por encima de la rapidez.

  1. Ofrecer recogida en tienda

Si tienes una tienda física o puntos de recogida acordados con establecimientos en diferentes zonas, ofrecer esta posibilidad al cliente, con coste 0 para el mismo, es una opción muy llamativa.

Los clientes compran muchas veces por internet porque pueden hacer mejores comparativas sin tener que desplazarse a diferentes establecimientos, pero una vez realizada la compra no les importa recoger el pedido si se ahorran con ello los gastos.

  1. Compartir los gastos de envío

Es una forma de ofrecer un precio más competitivo al cliente y saltar la barrera de los costes de envío que pueden encarecer demasiado el producto. Además, el cliente percibe que te implicas en su pedido y aumenta su nivel de confianza.

Es recomendable cuando hablamos de productos o pedidos donde el importe es elevado y permite obtener un margen de beneficio considerable.

Lo que sí es gratis es llamarnos al 1496 para que te informemos sobre los servicios que mejor pueden adaptarse a tu negocio.

Y tú, ¿estás pensando en abrir tu propia tienda online?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 2
  • comment-avatar
    Mai 4 meses

    Para que masmovil deje de acosarte telefónicamente que hay hacer. Recibo llamadas de esta compañía a diario. Y lo peor que no sé de donde sacan los datos.

  • DISQUS: 0

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies