¿La jornada laboral de 4 días beneficia a las empresas?

¿La jornada laboral de 4 días beneficia a las empresas?

Marketing Experiencial: El seminario que te ayudará a fidelizar a tus clientes
¿Por qué es bueno regalar a tus empleados en Reyes?
SEO para SEOS. El evento para los más expertos

Extendido por varios países del mundo, el contrato de 40 horas semanales es uno de los más habituales en organizaciones de todo tipo. Sin embargo, cada vez son más los países pioneros en aplicar la jornada laboral de 4 días.

Esta reducción reparte las horas de tal forma que los trabajadores tienen 3 días dedicados al descanso. Así, el cómputo final de horas trabajadas por empleado pasa de las 40 habituales a tan solo 32 semanales.

¿Qué consecuencias tendría la aplicación de esta deducción en España? Si te interesa este tema, a continuación te detallamos los pros y contras de la jornada laboral de 4 días, y te explicamos cómo ha determinado un nuevo horizonte en el ámbito empresarial.

Ventajas y desventajas de la jornada laboral de 4 días

También te puede interesar: ¿ Cómo fijar el mejor salario para ti y tus trabajadores?”

 

Jornada actual: ¿positiva para el trabajador?

Desde el punto de vista empresarial, la productividad y la rentabilidad son dos conceptos que interfieren directamente a la hora de medir la efectividad.

Así, tener en cuenta tanto las ventajas como las desventajas que supondría la aplicación de la nueva jornada laboral de 4 días conforma el punto de partida para determinar en qué medida las variables comentadas anteriormente se verían afectadas.

Uno de los objetivos que toda dirección se plantea es el de conseguir tener felices a los trabajadores. A veces se echa mano de técnicas de motivación, charlas e incluso incentivos laborales que no siempre son eficaces.

La reducción de la jornada laboral propone un nuevo enfoque empresarial, en el que el estado anímico del trabajador cobra especial importancia.

 

Ventajas

Esta jornada facilita la conciliación familiar, ya que el trabajador puede disponer de más tiempo de ocio, y por lo tanto de padecer menos estrés. Además, le permite aumentar su crecimiento personal en otros ámbitos de la vida fuera del entorno laboral.

¿Y qué pasa con la productividad? Dejando de lado los estudios favorables que se han llevado a cabo en algunos países, este nuevo encuadre empuja a las empresas a ampliar plantilla para satisfacer sus necesidades. La oferta de empleo y las oportunidades para emprendedores crecen.

Varios estudios miden las ventajas de esta nueva apuesta. Según un estudio de Auckland University of Technology Business School, en donde se decidió probar la reducción de un día en una plantilla de 240 personas, «no hubo cambios en los resultados de la empresa antes y durante el ensayo en el desempeño laboral».

Las preocupaciones afloran cuando se debate una legislación acorde, o aplicaciones masivas que no distingan particularidades de sectores incompatibles.

 

Desventajas

Entre las principales contras figura la competitividad. La lógica invita a pensar que trabajar menos horas al día desemboca en una cantidad menor y objetiva de producción. Este es el principal argumento que esgriman los empresarios opuestos a la jornada laboral de 4 días.

Al reducir el tiempo de servicios de las empresas, la flexibilidad y la capacidad de actuación ante crisis también se vería mermada. Hay que recordar que este tipo de jornada no contempla el teletrabajo como sustitución de las horas eliminadas.

Por otra parte, esta medida se plantea bajo el establecimiento de las mismas condiciones salariales actuales, implicando una misma inversión en partidas a cambio de menores prestaciones. Esta inconveniencia es común a todas las empresas, pero existen particularidades.

Empresas pertenecientes a la industria manufacturera y al sector de la restauración están preocupadas por la pérdida manifiesta de productividad que ocasionaría la nueva jornada laboral de 4 días. En estos casos, la motivación del empleado no podría aumentar la eficiencia debido a limitaciones materiales; herramientas, lógicas de mercado, una demanda inflexible.

 

Ejemplos reales

Países como Finlandia, Suiza, Alemania o Estados Unidos no han tardado en unirse a este cambio. En España también podemos encontrar ejemplos en empresas concretas como Software DelSol en Jaén. Este negocio explicaba que la idea pasa por “facilitar la conciliación familiar y la calidad de las condiciones laborales del personal”.

¿Cómo lo han hecho? Dividiendo a la plantilla en dos grupos; uno acogido a la jornada de lunes a jueves, y otro regido por jornadas de 4 días alternos, en la que el día de libranza varía entre lunes y viernes. El cambio se ha traducido, al mismo tiempo, en una reducción de 40 a 36 horas semanales durante los meses de mayor actividad, y un descenso a 28 horas en verano.

Grandes multinacionales como Microsoft también han probado este sistema durante un mes, registrando un aumento de la productividad del 40%, y un ahorro variado en distintas partidas: un 23,1% en electricidad, un 58,7% en papel y tinta de impresoras, y un 25,4% en costes de oportunidad ante días libres pedidos por los empleados.

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que conozcas todas las alternativas y enfoques empresariales. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿crees que la jornada laboral de 4 días sería beneficiosa?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0