Infoproductos: qué son y cómo puedes crearlos

Infoproductos: qué son y cómo puedes crearlos

Las ventajas de trabajar en agosto
¿Por qué organizar una fiesta de verano en tu empresa?
Consejos para diseñar el logotipo de tu empresa

Internet no solo ha favorecido la aparición de miles de herramientas y campos de estudio nuevos. Junto a la extensión de la red ha florecido una democratización de un conocimiento que ahora se transmite mediante infoproductos.

Los nichos son infinitos, y cualquiera puede posicionarse como experto de una materia sin demostrar ningún tipo de credencial. Un contexto ciertamente peligroso que, sin embargo, están sabiendo aprovechar miles de empresas en todo el mundo.

En MÁSMÓVIL Negocios hacemos un repaso básico sobre el concepto de los infoproductos, y trazamos una guía básica de ventajas y metodologías.

Trucos y consejos para crear infoproductos con tu empresa

 

También te puede interesar: “Requisitos legales para abrir una tienda online

 

¿Qué son y cómo se presentan?

De acuerdo con un estudio de Forbes, este mercado ya valía 107 mil millones de dólares en 2015, y se espera que ascienda hasta los 325 mil millones en 2025. Hablamos de infoproductos, unidades de información pedagógica que se transmiten por Internet.

Para que un producto sea considerado infoproducto, ha de distribuirse de forma digital y automática, y tiene que estar basado en la experiencia del autor. Se trata, pues, de un mercado de enseñanza anónima que se evoluciona siguiendo la lógica arbitraria del ecosistema de las tres uves dobles.

La tipología de estos archivos es casi infinita y no deja de aumentar con el paso de los años. Abarca desde los popularizados e-books, y navega por los audiolibros, los cursos electrónicos, las mentorías a distancia, y hasta los webinars.

La flexibilidad de la red permite la creación de formaciones para casi cualquier nicho existente. El coste nulo de su creación fomenta su proliferación, y también abre las puertas a las empresas a buscar el tan ansiado valor diferencial en un paradigma de máxima competitividad.

 

Beneficios de los infoproductos

No importa que no sepas cómo hacerlo, o que nunca hayas planificado un camino cercano a este mercado. Si tu empresa cuenta con cierto conocimiento acumulado —sea por su actividad o por su experiencia—, ya te puedes lanzar a gestarlos. Pero ¿por qué hacerlo?

 

Escaso coste de oportunidad

Este tipo de materiales se pueden crear en muy poco tiempo, y ofrecen un retorno casi inmediato. El mercado de los infoproductos está increíblemente inflado, y eso te permitirá diferenciarte aportando un mínimo de profesionalidad a tus productos.

 

Rendimientos pasivos

Ena vez creado, el infoproducto permanece en el tiempo sin suponer costes para la empresa. Además, suelen asociarse a un efecto bola de nieve, por el que van creciendo a medida que se comparten libremente.

 

Inyección de intangibles

Los infoproductos no te aportarán beneficios económicos directos, pero sí te respaldarán con importantes empujones en términos de imagen y reputación. En el nuevo entorno comunicativo 2.0, la empresa debe ser un ente multidisciplinar capaz de trascender las ventas para hablar a nivel social.

 

Errores a evitar con los infoproductos

La facilidad de creación te puede llevar al exceso de confianza. Sí, dar forma a un infoproducto es muy sencillo y puede hacerlo cualquiera. Pero pocas empresas lo hacen especialmente bien. Y esto se debe a un problema de perspectiva que lo envuelve todo de subjetividad.

  • Ofrece lo que realmente le interesa a tu target: debes ser práctico. Al fin y al cabo, el objetivo de estas unidades pasa por generar valor. Si te limitas a adular tu propio producto, acabarás cayendo en la más absoluta indiferencia.
  • El ‘qué’ por encima del ‘cómo’: la burbuja que rodea a los infoproductos ha provocado que los usuarios se vuelvan más exigentes. No importa tanto el dinero invertido en el formato, como la calidad del contenido que ofrezcas en base a tus experiencias.
  • Escucha retroactiva: erra y aprende. Hazlo de forma reiterada hasta que consigas alinear el material con los intereses y necesidades de tu target.

 

Manos a la obra

Suponemos que ya has decidido qué tipo de infoproducto quieres crear, y que tienes claro cuáles son los errores a evitar. Ahora necesitas canalizar toda la atención de tu público. Y la única forma efectiva de hacerlo es cocinando un buen Lead Magnet.

Esto no es más que un regalo o aliciente enfocado a la generación de fidelidad. Puede ser una guía gratuita sobre el sector en el que operas, un vídeo de Inbound Marketing con gran componente lúdico, o incluso descuentos para tus productos. La base de la que partas será determinante para el éxito del material.

Si ya tienes de tu lado el embudo, es momento de crear una web de venta. No de tus servicios, sino del o los infoproductos que quieras ofrecer. El target sabrá a dónde acudir, y podrás generar cierta rutina beneficiosa a largo plazo.

Y esto último es lo más determinante a la hora de asegurar la viabilidad del proyecto. Crea una newsletter o algún otro tipo de aurtoresponder que te permita mantener el contacto permanente con tu público, generando engagement. ¿Ya lo estás haciendo? Pasa a promocionarte apostando por cualquier tipo de gestor o técnica de remarketing.

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos sepas cómo impulsar tu empresa con los infoproductos. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conocías la utilidad de los infoproductos?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0