El primer coche eléctrico fabricado en España

El primer coche eléctrico fabricado en España

Las quiebras empresariales más sonadas
Las empresas de Big Data que están revolucionando el mundo
Día del correo: las mejores empresas de mensajería

Si hablamos de marcas españolas de motor seguro que se vienen a la mente algunas tan míticas como Pegaso, ahora integrada en Iveco; Santana Motor, que fabricó vehículos todoterreno bajo la licencia de la británica Land Rover; Seat, que en la actualidad forma parte del grupo Volkswagen; o la más reciente GTA, con el superdeportivo GTA Spano que hemos podido disfrutar en películas como Need for Speed. Pero ninguna de ellas fue la que creó el primer coche eléctrico en nuestro país.

La situación en la época sacó a relucir todo su ingenio

En este momento hablar de vehículos eléctricos es sinónimo de hablar de Tesla. La compañía de Elon Musk está revolucionando el mercado de la automoción, pero hace 75 años a un sevillano se le ocurrió la idea de crear un coche que no dependiera de los combustibles fósiles. Estamos hablando de la marca DAR, una compañía creada por Francisco Domínguez-Adame Romero.

La situación a mediados de la década de los años 40 no era muy favorable a causa de la II Guerra Mundial (como en buena parte de Europa) y los combustibles escaseaban. Y aquí sacó a relucir todo su ingenio.

DAR el primer coche eléctrico fabricado en España

Fuente: Revista Ingeniería Industrial.

Francisco poseía una buena formación, ya que era doctor en Ingeniería Industrial y catedrático de Hidráulica y Motores Térmicos, pero con lo que no contaba era con un espacio dedicado. Por ello reunió todos los materiales en un sótano y allí siguió con su idea.

No lo hizo de un día para otro, ya que le llevó varios meses. Sus amigos y familiares le proporcionaron todo lo que necesitó, desde el chasis y las ruedas al motor.

La legalización del vehículo tampoco fue sencilla, ya que se encontró con “toda clase de dificultades entre los empleados de menor categoría de la Delegación de Industria”. La única solución posible fue registrarlo con el nombre de una marca comercial. Y de ahí DAR -las iniciales de sus apellidos-.

En la actualidad, los vehículos tienen una autonomía de hasta 600 km y el DAR, para la época, contaba con unos buenos 80 km de capacidad y alcanzaba entre los 40 y 50 km por hora dependiendo de los ocupantes, que podían ser hasta cinco personas.

Esta fue una muestra más de que cuando crees en tu idea, no hay nada que te pueda parar.

Si tú también estás pensando en revolucionar el mercado y necesitas los mejores servicios de Fibra + móvil, desde MÁSMÓVIL Negocios hemos preparado las mejores soluciones para tu negocio. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495.

Y tú, ¿conocías el DAR?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies