¿Autónomo o empleado?: apuesta por la pluriactividad

¿Autónomo o empleado?: apuesta por la pluriactividad

Cómo organizar una jornada de puertas abiertas
Cómo optimizar el SEO de tu empresa
Qué es el Business Impact Analysis y cómo se ejecuta en tiempos de crisis

Ante la destrucción de determinados sectores y la escasez generalizada de liquidez a causa del confinamiento, no pocos autónomos y no pocos empleados por cuenta ajena, están buscando en la pluriactividad una salida a sus problemas.

Y es que, mientras algunos mercados se hunden, otros florecen gracias al cambio en el modelo de consumo y a la salida de inmigrantes del país. Las fábricas y el sector primario demandan personal.

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios analizamos si realmente merece la pena combinar dos trabajos al mismo tiempo, y si los que ofrece actualmente la economía son los correctos.

Empleado y autónomo en pluriactividad

También te puede interesar: “Coronavirus: ¿nuevos impuestos para pymes y autónomos?

 

Pluriactividad: un arma de doble filo

El doble de beneficios, pero también el doble de obligaciones. El empleado que decide dedicar sus horas de descanso a emprender con su propia empresa incrementa la liquidez disponible de forma inmediata, y eso lo convierte en una salida muy atractiva.

Sin embargo, la pluriactividad conlleva grandes responsabilidades. La principal, y más obvia, está relacionado con la conciliación. Aunque tu tiempo libre desaparezca, la organización principal a la que pertenezcas no se hará responsable. Es decir, que no habrá trato especial por su parte.

Quienes decidieron comenzar a dar clases particulares o abrir un despacho paralelo con motivo de la crisis del coronavirus, estaban sacrificando tiempo con sus amigos, familia y seres queridos. Ahora bien, la particularidad más importante de la pluriactividad es de carácter tributario.

Al trabajar por cuenta propia y por cuenta ajena, la Seguridad Social entiende que la persona cotiza en dos regímenes distintos, y por tanto ha de abonar los impuestos correspondientes por partida doble.

Así, el trabajador asalariado cotizará a las arcas en función de lo que declara la empresa por su nómina (el 23.6% de la cuota), más el 4,7% de retención del propio empleado. A eso se suma la tributación de la cuota de autónomo, en función de la base escogida; mínima de 919,80 euros, o máxima de 3.751,20 euros.

 

Ventajas fiscales de la pluriactividad

Si eres nuevo autónomo, y al mismo tiempo estás contratado como asalariado, tu situación de pluriactividad te permite disfrutar de una bonificación de hasta el 50% en la cuota del RETA.

Claro que, durante un máximo de 18 meses, y siempre y cuando hayas escogido la base mínima. A partir del año y medio, el autónomo comenzaría a pagar un 75% de la cuota, y tras eso se afrontaría el pago mensual íntegro.

Por otro lado, el contrato por cuenta ajena del autónomo es a tiempo parcial, con una jornada superior al 50%, las bonificaciones durante los primeros 18 meses se elevan hasta el 75% de la cuota, y asciende al 85% durante los 18 meses siguientes.

Para acceder a estas ventajas el interesado debe renunciar a la tarifa plana de 60 euros, que ofrece sus propias ventajas para aquellos nuevos autónomos que no hayan estado dado de alta en el RETA durante los últimos dos años.

  • Primer año: 60 euros de la cuota mínima por contingencias comunes o un 80% de bonificación sobre la base mínima en caso de cotizar por bases superiores a la mínima establecida.
  • Meses 12 al 18: 50% de reducción de la cuota mínima por contingencias comunes durante el segundo semestre.
  • Meses 18 al 24: 30% de reducción de la cuota mínima por contingencias comunes durante el siguiente semestre.
  • Meses 24 al 36: 30% de bonificación de la cuota mínima por contingencias comunes únicamente para nuevos autónomos menores de 30 años y autónomas menores de 35 años.

 

Escoger, por tanto, una u otra opción, dependerá de los intereses que tenga el solicitante, y de lo que espere ganar estando acogido al régimen de pluriactividad.

 

Devoluciones

Más allá de las bonificaciones, el motivo por el que cada año se acogen más personas a este régimen tiene que ver con las interesantes devoluciones salidas de la Seguridad Social para todo aquel que excede una cuantía bastante comprensible.

Si la suma de las cotizaciones como asalariado y como autónomo exceden los 13.822,06 euros al año, la institución devuelve un 50% de lo aportado. Y lo más interesante de todo: esta devolución la realiza sin necesidad de solicitud ni trámites burocráticos.

Además, al cotizar en dos regímenes, la prestación por jubilación también será doble; la correspondiente a cada uno de los empleos.

 

Retrasos por el coronavirus

El Estado de Alarma ha paralizado gran parte de los trámites y prestaciones que salen y entran de la Seguridad Social. En este caso, las 25.000 personas que a fecha de 2020 esperan la devolución por lo tributado en condición de pluriactividad, se han visto fuertemente afectados.

Aunque de acuerdo a lo recogido en la ley, la fecha límite para realizar los pagos está fijada en el 1 de mayo, lo cierto es que casi un mes después todavía no se han producido.

En declaraciones posteriores, la Tesorería aseguró estar “trabajando en devolver las cuotas de los trabajadores autónomos en pluriactividad en la mayor brevedad posible”, pero por el momento no hay fecha ni anuncio.

En 2019, esta devolución correspondiente al año anterior, que se realiza de oficio, sin intermediación de personal alguno, sumó más de 26.000 millones de euros. Casi 25.000 personas fueron sujeto de esta partida.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que conozcas todas las obligaciones fiscales de acogerse a un régimen de pluriactividad. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿estás considerando la pluriactividad?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0