Los principales tipos de contratos que debes conocer

Los principales tipos de contratos que debes conocer

Cómo las dinámicas de grupo mejoran el trabajo en equipo
¿Cómo puedes aplicar las tendencias de consumo de tu negocio?
¿Por qué es importante tener un blog corporativo?

Uno de los procesos más importantes a los que se enfrenta todo autónomo es la contratación de su personal. Es el primer paso que indica que una empresa está en crecimiento y por ello es importante conocer en todo momento los tipos de contratos que existen para gestionar las necesidades de tu negocio desde el principio.

Si quieres contratar a más personal y quieres saber qué opciones existen, hoy te enseñamos los más importantes.

También te puede interesar: “¿Por qué debes contratar a un asistente de dirección?”

Contratos por obra y servicio

Se refiere a aquella relación contractual que tiene como objetivo pactar los servicios del trabajador durante un tiempo concreto. En este sentido el fin de este puede no determinarse. Este tipo de contrato puede ser de gran utilidad, por ejemplo, para el sector servicios.

Es adecuado para aquellas temporadas de alta demanda. Resultará efectivo para el sector de la hostelería, el turismo y el comercio. En verano, la demanda de hostelería en zonas determinadas aumenta, al igual que con el turismo.

Contratos temporales

A diferencia del anterior, en esta relación contractual sí que se establece la finalización del contrato. Pueden adaptarse prórrogas en caso de que se quieran mantener los servicios del trabajador. Resulta de gran utilidad para aquellos proyectos temporales.

En caso de que quieras sustituir a un trabajador, también puedes utilizarlo. Se trata de un acuerdo en el que desde el primer momento se sabe que los servicios ofrecidos serán temporales.

Contratos indefinidos

Cuando requieras los servicios de un trabajador de forma permanente este es el tipo de contrato laboral más adecuado. No tiene limitación temporal, pero sí periodo de prueba. Puedes establecer el que mejor creas conveniente dadas las necesidades del puesto a cubrir, existen periodos de prueba entre tres y seis meses.

Cabe destacar que no solo el empleado se verá beneficiado con este tipo de contrato, sino también la empresa. Existen ayudas y deducciones fiscales destinadas a fomentar este tipo de relación contractual.

Es importante que antes de decidir qué tipo de contratos vas a realizar, analices antes las necesidades de tu empresa para no excederte en la contratación. Por el contrario, también será concluyente evaluar si es necesario ampliar la plantilla y el tiempo en el que lo necesitarás.

En MÁSMÓVIL Negocios queremos darte la mejor información. Por ello y para que puedas comunicarte con la mejor conexión, te ofrecemos las mejores ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿qué tipo de contrato consideras más adecuado para tu negocio?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0