Los emprendedores más influyentes de España

Los emprendedores más influyentes de España

5 ideas para crear un programa de fidelización en e-commerce
Business Intelligence y Business Analytics: diferencias y sinergias
Las tendencias que cambiarán las empresas en 2020

¿Alguna vez te has planteado cómo ciertas empresas de gran reconocimiento nacional han alcanzado tal nivel de éxito? Varias de ellas comenzaron desde cero y han ido creciendo hasta alcanzar una privilegiada posición respecto a sus competidores. La apuesta de sus emprendedores por novedosos modelos de negocio ha configurado el factor clave para triunfar en un mercado cada vez más desafiante.

¿Quieres conocer más acerca de alguno de los emprendedores más influyentes? En MÁSMÓVIL Negocios hoy hablamos de los emprendedores españoles que han demostrado en los últimos años tener más resiliencia, y saber triunfar con más intensidad.

emprendedores influyentes

También te puede interesar: “Leyes que debes conocer para emprender con éxito

 

Javier Oliván – Facebook

La red social más utilizada en el mundo atraviesa en la actualidad una de sus peores etapas tras diversas acusaciones en las que se ha visto sumergida tras las crisis de seguridad y comunicación. En ese contexto, el español Javier Oliván se ha convertido en la mano derecha de Mark Zuckerberg, uno de los creadores de la plataforma, quien ha confiado plenamente en él a través de nuevos proyectos de internacionalización de gran notoriedad.

Oliván estudiaba en la Universidad de Standford cuando Facebook todavía era una simple semilla abstracta de unos locos techies. En 2006, el español decidió formar equipo con otros dos compañeros del MBA para intentar competir con una plataforma que por entonces solo contaba con 12 millones de usuarios. Nosuni nació tan rápido como murió.

En 2007, habiendo ya conocido al propio Zuckerberg, y con una formación versátil, se unió a la red social que previamente había sido su competencia. Desde ese mismo momento comenzó a cosechar una serie de éxitos que le terminarían empujando hacia la vicepresidencia; aumentaba la escalabilidad de la compañía con traducciones para las versiones locales de la plataforma.

El emprendedor comenzó a conquistar el mercado europeo en 2009, y saltó a los países en desarrollo a través de los dispositivos móviles en 2011. Para ese entonces Facebook ya dependía casi enteramente de Oliván para su internalización. Y no solo para eso. Optó por desarrollar una versión más rápida de la appFacebook Lite— adquiriendo la israelí Snaptu, y comenzó a cerrar acuerdos con fabricantes y teleoperadoras.

 

Óscar Pierre – Glovo

El reparto a domicilio exprés es el elemento distintivo de esta app, presente en 70 ciudades y 20 países. A pesar de tener grandes competidores como Deliveroo o Uber, su proyecto de expansión internacional ha permitido que sea la preferencia de los usuarios que solicitan este tipo de servicios cada vez más demandado.

Con tan solo 28 años, Óscar Pierre se ha convertido en uno de los emprendedores más exitosos del mundo. Su startup creció en pocos años demostrando que el concepto explotado por otras empresas internacionales, podía crecer desde perspectivas y actitudes distintas. A principios del pasado año, Glovo ya contaba con más de 800 empleados fijos, 21.000 repartidores y 10.000 establecimientos asociados.

El secreto se encuentra en la capacidad de Pierre de diversificar, reflexionar, y deconstruir situaciones y contextos. Glovo ha puesto el pie en otros sectores con apps como SuperGlovo -un supermercado online 24 horas-, o Glovo Business -para envíos entre empresas-. Pero no se ha quedado ahí; el español también ha sabido asumir riesgos entrando en países donde la competencia no se había atrevido a entrar, como Egipto, Guatemala y Costa Rica.

 

Alejandro Moreno, Pablo Sánchez, Iñaki Soriano y David Moreno – Hawkers

Conscientes de la importancia de la digitalización empresarial, sus fundadores consiguieron consolidar en redes sociales esta revolucionaria startup de gafas de sol. La venta digital conforma la principal fuente de ingresos para la compañía, lo que le ha permitido dar el salto a países tanto de Europa, como de América y Asia. ¿Cómo lo han conseguido?

Alejandro Moreno, Pablo Sánchez, Iñaki Soriano y David Moreno fundaron Hawkers en 2014, gracias a inversiones millonarias de figuras reconocidas en la esfera empresarial, que habían comenzado a percibir en la semilla de la compañía un potencial negocio internacional. Solo operaban a través de canales digitales, pero sus atrevidas campañas de marketing cada vez atraían más atención.

Hace tan solo tres años los emprendedores españoles dieron el paso que terminaría de consolidar la ya por entonces pujante startup; la apertura de la primera tienda física. Una decisión que ponía los pilares para la cocción del canal físico, primero en España, donde ya contaba con una gran reputación.

Desde entonces no han dejado de expandirse por todo el territorio nacional, proyectando lo que ya se perfila como un desembarco internacional. El atractivo precio del producto -muy por debajo de la media del mercado-, y la intensa personalidad de la marca, decidirán si las futuras 85 tiendas de apertura inminente, siguen respaldando el milagro de Hawkers.

 

Pedro Espinosa – LlaoLlao

El fundador de esta empresa de yogur helado con toppings y granizados observó en nuestro país una clara oportunidad de negocio tras ver el buen funcionamiento en países pioneros como Estados Unidos. Abandonó su trabajo en una multinacional e invirtió junto con su familia en una complicada apuesta inicial que más tarde se convertiría en un modelo de franquicia muy expandido por España. Pero la enjundia de la historia es mucho más excelsa.

En 2009, Pedro Espinosa era un exitoso empresario que hacía carrera en la imponente British Petroleum. Estaba consiguiendo sus metas, y adquiriendo experiencia en un sector con grandes oportunidades. Sin embargo, en pocos meses su vida cambiaría para siempre. Durante todo un año se dedicó a estudiar el mercado español, buscando empresas que ofrecieran el concepto que estaba arrasando en medio mundo: el yogur helado.

Ese estudio le llevó a abrir un primer local de Llaollao en Denia, Alicante. Era un simple negocio familiar, pero la ausencia de competencia comenzó a impulsar la marca, y en poco tiempo se expandió por todo el territorio nacional. Espinosa convirtió su proyecto en una franquicia con unas señas de identidad, y unas políticas corporativas claras.

La baja inversión respecto a otras franquicias de restauración, la alta rentabilidad, y las propias características del producto, permitieron que la empresa multiplicara por tres su volumen de negocio en tan solo un mes. Era 2011, y el modelo de negocio de Espinosa ya había demostrado ser todo un éxito: el autoempleo. Con poco más de 50.000 euros, un local de al menos 25 metros cuadrados, y una equipación mínima, cualquiera podía subirse al barco de Llaollao.

 

Jaime Farres – 21 Buttons

Esta e-commerce permite a los usuarios interactuar con sus influencer preferidos de tal forma que pueden comprar, con un solo click, la ropa que llevan en las fotos de sus redes sociales. Con más de 8,5 millones de usuarios, esta app genera contenido y ofrece a las marcas de moda un claro escaparate para atraer a potenciales compradores.

En este mismo blog ya os hablamos del milagro de Jaime Ferrás y Marc Soler, rescatando las principales claves de un caso que se ha guiado siempre por la inteligencia, la paciencia y la templanza. Con un mercado tan pujante como es el de la moda online, estos emprendedores españoles lograron canalizar los intereses de los usuarios con rapidez y muchas facilidades.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos informarte de las últimas novedades en el ámbito empresarial. Por ello y para que puedas comunicarte con la mejor conexión, te ofrecemos las ofertas de fibra y móvil más interesantes del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿a qué esperas para imitar a algunos de estos emprendedores?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0