Coopetir. Lo último en estrategias de crecimiento

Coopetir. Lo último en estrategias de crecimiento

La importancia del protocolo para alcanzar el éxito
¿La productividad mejora gracias a la gamificación?
Las profesiones más solicitadas en 2019

¿Colaborar? ¿Competir? La revolución digital ha desmontado por completo el clásico juego de suma cero por el que se regían las empresas. Coopetir, término poco conocido y creado por Barry J. Nalebuff y Adam M. Brandenburger en 1996, nace en ese punto de inflexión como una solución creativa y coherente ante los desafíos que se le plantean a las compañías en un contexto cada vez más complejo.

Alejarse del maniqueísmo más simplista es una salida por la que cada vez más empresas están optando. Y es que, analizar tu entorno para saber cómo aprovechar cada oportunidad, incluso cuando estas están atadas a colaboraciones poco ortodoxas, trae consigo un gran abanico de beneficios.

Pero ¿cómo se colabora con la competencia? Hoy te contamos más acerca de la nueva estrategia de Coopetir, este tecnicismo tan aparentemente novedoso.

Coopetir

También te puede interesar: “Qué debes saber de tu competencia antes de montar un negocio”

 

Financiamiento de proyectos más ambiciosos

Compartir objetivos no implica dividir beneficios. Al buscar la colaboración con la competencia, la coopetencia, se obtienen recursos que de otra manera no estarían al alcance. Coopetir es habitual en ámbitos científicos o solidarios por cuestiones lógicas.

Por ejemplo, entre dos farmacéuticas que busquen sacar adelante una investigación costosa, o entre dos asociaciones sin ánimo de lucro volcadas en algún proyecto de carácter benéfico. Hay que saber, claro, qué se puede obtener a cambio, antes de dar el paso y estrechar relaciones.

 

Minimizar riesgos, perseguir un win-win

La premisa por la que se inicia una coopetación nunca debe ser destructiva hacia la otra parte. Entender la relación así no solo es reduccionista, sino que también puede conllevar más de un peligro para el futuro de tu negocio. Ahora bien, es importante considerar este tipo de acuerdo desde una perspectiva diferente a la conocida en los pactos políticos

Tu empresa no tiene porqué renunciar a nada, si se sabe qué compartir manteniendo a resguardo aquella información crucial para el valor diferencial de tu marca. Se deben asumir costes conjuntos e intercambiar ideas de negocio siempre manteniendo la esencia.

 

Precaución jurídica al coopetir

Abrir las puertas a otra empresa implica dejar al descubierto cierta información sensible. Se entiende que en una previa concesión de intereses, ambas partes acuerdan términos que posteriormente facilitarán esquivar problemas legales. Aún así, un movimiento de colaboración hacia la competencia siempre es susceptible de generar roces abiertos a conflictos judiciales de mucha mayor envergadura.

Para evitarlo, es importante asegurar una total transparencia durante el proceso, y tener un conocimiento pleno de las leyes antitrust; aquellas destinadas a fomentar la competencia en el mercado controlando irregularidades de precios, y otras técnicas de marketing desleales.

 

Sácale partido al benchmarketing

Además de apoyarte en recursos e ideas, al coopetir también es posible aprender. El benchmarketing hace referencia a la técnica de análisis sobre la competencia para adquirir nuevos conocimientos que refuercen puntos débiles de tu propia empresa. En un contexto de colaboración es posible adquirir la información más interesante a menor coste, sin estudios de mercado o espionaje de por medio.

No se trata de copiar, sino de asimilar información de objetivos y estrategias propias. Con un entendimiento transparente de la filosofía de este acercamiento, es posible obtener beneficios que van mucho más allá del oportunismo cortoplacista.

 

Distintas formas de coopetación

El contexto determina el tipo de colaboración que se puede establecer con la competencia. Y de acuerdo a este, se presentan diferentes formas de alcanzar un mismo objetivo. Algo válido tanto para grandes compañías, como para un negocio familiar con objetivos ambiciosos.

  • Subcontratación

    La relación gira en torno a un contrato que establece una jerarquía, pero la empresa subcontratista también puede obtener beneficios.

  • Asociación

    Una o varias empresas se unen con una independencia jurídica asegurada, para alcanzar un fin a través de objetivos muy bien establecidos.

  • Licencia

    Aunque la relación está limitada al uso de derechos (patentes, marcas, diseños), también es posible obtener ventajas propias de la coopetación.

  • Joint Venture

    El carácter internacional de la colaboración multiplica las oportunidades que ofrece este tipo de acuerdos, gracias a las diferencias en legislación y cultura de los países de origen y destino.

  • Inversiones minoritarias

    Una participación en acciones abre las puertas a un acercamiento entre partes de la que las empresas implicadas pueden sacar provecho con proyección a largo plazo.

  • Capital riesgo

    Aunque no es habitual en casos de competencia directa, la inversión en start-ups puede revertir en conocimientos de gran valor para la empresa grande que arriesga.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que conozcas las ventajas de coopetir. Por ello y para que puedas aplicarla con efectividad, te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conocías la coopetación?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0