Cómo gestionar adecuadamente las emociones de tus empleados

Cómo gestionar adecuadamente las emociones de tus empleados

Día Mundial de la Radio. La publicidad en este medio
Razones por las que tus empleados deben tener un móvil de empresa
Claves para encontrar al mejor candidato a través de su CV

Dirigir una empresa no solo requiere tener aptitudes técnicas, también es importante estar dotado de cierta inteligencia emocional. En cualquier entorno laboral, surgen constantemente imprevistos que exigen que, diferentes departamentos y profesionales, sepan comunicarse.

Es imprescindible que desde la alta dirección se sepan gestionar las emociones de los empleados. Hacerlo adecuadamente ayuda no solo a mejorar el ambiente laboral, sino también a facilitar su carrera profesional. Si quieres saber cómo hacerlo, hoy te mostramos las claves principales para que sepas cómo gestionar empleados.

Cómo gestionar las emociones de los empleados

También te puede interesar: “¿Por qué contratar a un responsable de recursos humanos?”

La relevancia de entender las emociones

En este sentido, a la hora de gestionar empleados hay que trabajar desde dos puntos de vista: desde el tuyo como líder y desde el de tus trabajadores. En primer lugar, debes comprender cómo funcionan las emociones, su sistema y saber cuándo actúa el cerebro emocional y el cerebro racional.

El proceso de identificación de las emociones es crucial. De esta manera lograréis identificar aquellos sentimientos irracionales que generan situaciones desagradables y desadaptativas. Si tanto tú como tu plantilla domináis esta técnica obtendréis un entorno laboral saludable.

Una forma práctica para conseguirlo es estableciendo cursos de inteligencia emocional. Puedes implementarla, por ejemplo, dos veces por semana antes de finalizar la jornada laboral.

 

Comprender los estilos relacionales

La empatía es una de las cualidades más apreciadas en una persona con inteligencia emocional. Por ello, es determinante comprender que cada persona tiene un estilo relacional totalmente diferente al resto.

Esto quiere decir que un individuo establece sus relaciones sociales en base a sus propios procesos. Un trabajador puede ser muy sociable desde el primer momento y, en cambio, otro comenzar a establecer más confianza pasado un tiempo. Desde tu posición, debes ser objetivo y empático para comprender que cada persona de tu plantilla cuenta con unas habilidades sociales únicas.

 

Conviértete en un canal de comunicación

Tal y como te hemos ido comentando, primero debes aprender a gestionar tus emociones para, luego, compartir estos conocimientos con tus empleados. Dominar las emociones no es una tarea sencilla, por ello, deberás convertirte en una referencia para tus trabajadores.

Asimismo, también es importante que estos recurran a ti cuando no sepan gestionar ciertas situaciones que puedan surgir en la empresa. Actuar como consejero entre los conflictos que puedan surgir con los empleados también es una responsabilidad que debes asimilar adecuadamente.

Todas las empresas deben ser conscientes de lo importante que es cuidar de su capital humano, no solo por fuera, sino también por dentro. Si quieres comenzar a comprender el complejo mundo de las emociones, te recomendamos Inteligencia Emocional, el conocido libro de Daniel Goleman que marcó un antes y un después en este campo de estudio.

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos ofrecerte las mejores claves para gestionar tu negocio. Por ello, además de ofrecerte la mejor conexión, te ofrecemos las mejores ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

 

Y tú, ¿cómo vas a gestionar las emociones de tus empleados?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies