Consejos estratégicos para superar el coronavirus

Consejos estratégicos para superar el coronavirus

Créditos privados para empoderar a autónomos contra el coronavirus
Día Mundial del Medioambiente: ¿cómo serán las políticas de RSC del futuro?
Cómo hacer la Declaración de la Renta sin infringir la cuarentena

La crisis del coronavirus está teniendo consecuencias profundas en todos los sectores, pero en algunos más que en otros. Existen multitud de negocios que están siguiendo prolíficas estrategias de empresa para sobrevivir. Y de estas se pueden extraer una serie de consejos estratégicos para minimizar los daños tanto en grandes compañías como en pymes y autónomos.

Aunque la pérdida de negocio resulta inevitable en la mayoría de actividades, es posible adquirir nuevas ventajas competitivas que sustituirán a las previas lastradas por el congelamiento de la economía.

La crisis ha puesto y va a poner ‘patas arriba’ los modelos de negocio de gran parte de las empresas”, explica Jordi Damià, CEO de Setesca. “Vendrán más días de confinamiento, puede volver un brote y los modelos de consumo y de relación social van a cambiar. La clave es anticiparse y poner en marcha una serie de estrategias para adaptarse al nuevo entorno”.

Hoy en MÁSMÓVIL Negocios recurrimos a la literatura y a los expertos para hacer un repaso por todas las recomendaciones que se están destilando durante la peor crisis del último siglo.

Consejos y estrategias de empresa par superar el coronavirus

También te puede interesar: “Cómo gestionar proveedores durante la crisis del coronavirus

 

Durante el impacto del covid-19

A mediados del mes de marzo, miles de empresas se vieron avocadas a adoptar el teletrabajo. Muchas lo hacían sin un plan concreto, y sin las herramientas necesarias. Aquellas con contaban ya con manuales de crisis eficientes, pudieron sortear el obstáculo más fácilmente.

En ese sentido, Deloitte expone una serie de frentes a tratar durante los peores momentos del baipás. Es decir, medidas de contención que permiten minimizar daños y asegurar la continuidad de los negocios.

 

Establecer equipos de toma de decisiones de emergencia

Conformar un grupo de acción especializado que se dedique exclusivamente a analizar, agilizar y reforzar puntos de vista cuando sea necesario.

 

Analizar riesgos y definir planes de acción

Detectar los riesgos potenciales y reales de la nueva situación, y crear, con esa información, un plan de contingencia para emergencias que permita optimizar los recursos de la organización.

 

Crear mecanismos de comunicación intencionados para empleados, clientes y proveedores

La comunicación con los distintos agentes es clave durante una crisis, y para ello se necesita de cierta planificación y estandarización de procesos de tintes positivos y transparentes.

 

Mantener el bienestar físico y mental de los empleados

La ansiedad, el miedo y la fatiga son los principales causantes de la pérdida de productividad durante periodos de inestabilidad. En este contexto se hace necesario garantizar la flexibilidad de horarios, hacer seguimientos de salud, y procurar la seguridad en el puesto de trabajo.

 

Centrarse en los planes de respuesta en la cadena de suministro

Lo normal es que las empresas tengan recursos y canales suficientes como para sobrevivir durante un tiempo, aunque se interrumpa la cadena. Pero aún así es crucial vigilar el bloqueo del consumo, el aumento de costes financieros, y la presión sobre el flujo de caja.

 

Desarrollar soluciones para los riesgos de cumplimiento y mantenimiento de las relaciones con clientes

La recuperación no va a ser homogénea, y algunos partners serán incapaces de cumplir contratos y acuerdos. Por ello es importante revisar cada relación para evitar infringir la ley.

 

Responsabilidad social y estrategias de desarrollo sostenible en la toma de decisiones

No se deben descuidar las políticas de RSC aunque las prioridades hayan cambiado. Cada acción debe estar respaldada por la coherencia y la sostenibilidad en la medida de lo posible. Solo así se logrará proteger la imagen de marca.

 

Elaborar un plan de gestión de datos

La adopción del teletrabajo puede llegar a exponer de forma peligrosa información confidencial de la organización. Se ha de tener una estrategia concisa, con recursos destinados, para asegurar la privacidad de todo lo relativo a empleados y clientes.

 

Considerar el ajuste de presupuestos y planes de ejecución

En esta fase de contención el flujo de caja ha de guiar cada una de las decisiones, ya que, sin seguridad de fondos, el cumplimiento de obligaciones con proveedores y empleados estará comprometido.

 

Actualizar los mecanismos de gestión de riesgos

Tan importante es la prevención como la actuación. Aunque se hayan cometido errores, la crisis debe servir para depurar los mecanismos de gestión de riesgos.

 

Tras la crisis del coronavirus

Aunque las primeras proyecciones apuntaban a una recuperación económica en forma de “V”, con los datos de mayo se sabe que esta salida tendrá una forma más cercana a la “U”. Esto significa que el consumo tardará en recuperarse, y que las empresas no volverán a la normalidad siguiendo ningún efecto rebote.

¿Cómo actuar en una recesión prolongada? La denominada “nueva normalidad” tejerá un contexto al que las organizaciones tendrán que adaptarse para mantener sus posiciones en el mercado.

 

Adaptarse al contexto

Primero, entiendo cómo funciona el nuevo modelo de consumo. Las medidas de desconfinamiento no permitirán a la economía funcionar con normalidad, y algunos sectores se verán limitados por cuestiones de seguridad.

Esto no tiene por qué significar un obstáculo si se toman medidas a tiempo y se sigue una estrategia efectiva. Se han de entender las restricciones, y entre ellas, aparecerá un nuevo concepto de “rentabilidad”.

 

Reconsiderar servicios y productos

Para satisfacer la nueva demanda, los negocios no podrán seguir operando igual que lo hacían antes de la cuarentena. Algunos productos y servicios ya no se venderán igual, y otros nuevos repuntarán.

Lo ideal en este caso será analizar la cartera propia, y redefinir el sistema de prioridades que podría ir evolucionando con el paso del tiempo. Decisión que además, habrá de subrogar a las posibles salidas de stock acumulado.

 

Apostar por el eCommerce y los canales online

Tras la crisis muchos clientes seguirán teniendo miedo de acudir físicamente a las tiendas, y esto ayudará al comercio electrónico a consolidar el crecimiento que viene atesorando desde el anuncio del Estado de Alarma.

Las consecuencias serán transversales para aquellas empresas que operaban solo en analógico, y requerirá de un refuerzo en el frente informático; tanto a nivel de seguridad como a nivel de infraestructura.

 

No será peor ni mejor, sino distinto

Las organizaciones que se obcequen con volver al estado previo a la crisis, perderán de vista las nuevas oportunidades que la economía y el comercio comenzarán a ofrecer en los próximos años.

Salir de la lucha contra el coronavirus reforzado requiere de una visión empresarial holística, y de mucha voluntad y confianza en objetivos y proyectos. La incertidumbre impide saber a ciencia cierta qué sucederá, pero la prevención seguirá siendo clave.

 

 

En MÁSMÓVIL Negocios queremos que superes la crisis del coronavirus siguiendo los mejores consejos estratégicos. Por ello te ofrecemos la mejor conexión y ofertas de fibra y móvil del mercado. Consulta más detalles en nuestra web o llámanos gratis al 1495 para conocerlas.

Y tú, ¿ya conoces estrategias de empresa para la recuperación?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0