Victorinox, la empresa que nunca ha despedido a ningún trabajador

Victorinox, la empresa que nunca ha despedido a ningún trabajador

Los negocios de Beyoncé
Spotify, la plataforma que ha cambiado la forma de escuchar música
Wetaca, la empresa de tuppers que revoluciona el sector

Famosa por sus emblemáticas navajas multiusos, la empresa suiza Victorinox cuenta ya con más de 130 años de historia. Además de estos afilados instrumentos, la multinacional también es responsable de la fabricación de otros productos como relojes, maletas o ropa. Entre los múltiples factores que explican el éxito de esta empresa, uno destaca por encima de todos: nunca ha despedido a ningún trabajador. Pero, ¿cómo es posible?

MÁS DE 130 AÑOS SIN UN SOLO DESPIDO

¿Qué es Victorinox? Historia

En el año 1884, Karl Elsener I comenzaba la andadura de Victorinox, pese a que por aquel entonces aún no recibía ese nombre, abriendo un taller de cuchillería en Ibach, Suiza. El negocio fue ganando peso en su país hasta que, en 1981, colaboran con el Ejército suizo mediante el primer gran suministro de navajas de su historia.

No sería hasta 1921 cuando, de la unión de las dos palabras, “Victoria”, en honor a la madre de Elsener I, e “Inox”, derivado de la palabra inoxidable, surgiría la marca Victorinox, nombre con el que la empresa ha llegado hasta nuestros días.

Tras el 11-S Victorinox se reinventa creando una nueva línea de negocio con ropa, equipajes, relojes, cuchillos y fragancias.

Durante los años siguientes, el crecimiento de la empresa parece no tener fin, siendo conocida en todo el mundo al convertirse estas pequeñas herramientas en uno de los suvenires más adquiridos por los turistas. La expansión del negocio es tal, que en 1992 abre su primera filial de ventas en Japón.

En el año 2000 sucede uno de los cambios más importantes de la empresa y que sirve como ejemplo de la filosofía económica de esta multinacional. El 90% del capital accionario de Victorinox AG. pasa a manos de la Fundación Victorinox, quedando el 10% restante en manos de la fundación sin fines de lucro Carl and Elise Elsener-Gut Foundation.

Un año después, en 2001, se produce la mayor crisis financiera de la marca suiza hasta la fecha. Con motivo de los atentados del 11 de septiembre, la venta de navajas y cortaplumas fue prohibida en los aeropuertos, así como su transporte en aviones comerciales, haciendo que la facturación de Victorinox cayese notablemente. Esto motivo la creación de una nueva línea de productos bajo su marca, como relojes, equipajes, ropa, cuchillos y fragancias.  Además, en 2005 hace una gran inversión para adquirir Wenger SA, su principal competidor en el mercado de navajas suizas.

13230144_10154139825702510_1171168453554700434_n

A día de hoy, Victorinox cuenta con más de 1850 empleados, tiendas que comercializan sus productos por todo el mundo, destacando las Flagship Stores de Londres, Zurich, Ginebra y Düsseldorf, y una facturación cercana a los 400 millones de euros anuales.

 

La estabilidad laboral como pilar

Un total de 132 años de historia y ningún despido entre sus filas, ese es uno de los principales abales de Victorinox. La empresa suiza considera la estabilidad y el buen trato con sus trabajadores uno de sus pilares básicos, motivo por el que ni las coyunturas económicas, como la vivida en 2001, han podido romper este dogma de la empresa.

navajas victorinox

En una medida poco usual, pero a la postre efectiva, 80 trabajadores fueron recolocados entre distintos negocios locales, bajo la promesa de recuperar sus puestos en la empresa cuando esta se hubiese recuperado del golpe económico, como así fue. Las horas extras fueron reestructuradas y el personal fue motivado, haciéndole ver que el futuro de Victorinox estaba en manos de todos y cada uno de sus empleados, cuyo esfuerzo sería recompensado con la garantía de una seguridad laboral.

Estas medidas de emergencia, así como el porcentaje de ingresos que guardan exclusivamente con el fin de garantizar el sueldo de todos sus trabajadores, hacen que más de 100 trabajadores superen los 40 años trabajando para la empresa suiza. Número que continúa ascendiendo, entre otras cosas, por la fidelidad de los empleados que, además de contar con esta estabilidad laboral, ven recompensado su esfuerzo con un salario diez veces mayor que la media en Suiza.

Victorinox es el ejemplo de que el éxito de una empresa está en gran parte motivado por la confianza mutua entre empresario y trabajador. En MÁSMÓVIL Empresas contamos con una estructura flexible y el equipo más profesional y humano. Si quieres contar con los mejores servicios de comunicaciones, no lo dudes y elige MÁSMÓVIL Empresas.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies