Nuevos tiempos para la industria relojera suiza

Nuevos tiempos para la industria relojera suiza

Las startups que quieren revolucionar el mundo del motor
Google lanza un programa para potenciar Android en las empresas
Top de compañías que le proporcionan ventajas a sus empleados

Cuando hacemos referencia al país helvético siempre se nos viene a la mente unos relojes de grandísima calidad. Pero la industria relojera tradicional no pasa por su mejor momento, ya que tanto el Apple Watch como los relojes con Android Wear les han superado en ventas.

El término “Swiss Made” (hecho en Suiza) no es solo una etiqueta de producto para un lugar de origen, es algo más importante. Se trata de una marca de calidad reconocida en todo el mundo.

Reloj de lujo

Te puede interesar: Los mejores eventos para emprendedores en abril

Hoy, una gran mayoría de los relojes de lujo proceden de Suiza. Para llegar a este punto han seguido una estrategia a lo largo del tiempo. Esta se tomó a partir de los años 80, cuando se enfocaron en un mercado emergente: el chino.

En términos artesanales, a veces es solo una diferencia sutil la que distingue a unos fabricantes de otros. La mayoría de las personas no toma una decisión a favor o en contra de una marca de relojes basada en un conjunto de criterios objetivos, sino más bien por factores como la imagen pública ligada con un fabricante de relojes suizo como, por ejemplo, Rolex. Pero había una cosa con la que estos fabricantes no contaban: la irrupción de los relojes inteligentes.

Android Wear y, sobre todo, WatchOS les han situado en un segundo plano

En el último cuarto de 2017, la firma de investigación de mercado Canalys descubrió que se compraban más relojes de Apple que relojes suizos. Dos millones más, para ser exactos. Esta noticia es bastante problemática para todas las marcas helvéticas.

Las cifras están basadas en datos de mercado, pero apuntan a una tendencia. En el primer cuarto de 2016, Apple vendió 1,5 millones de relojes frente los 5,9 millones de Suiza. Los siguientes períodos se mantuvieron casi a la misma altura hasta el lanzamiento del Apple Watch 3 en septiembre de 2017, justo a tiempo para las compras navideñas.

La aparición de un nuevo teléfono (iPhone X, 8 y 8 Plus) y un nuevo reloj al mismo tiempo significó el escenario perfecto para los compradores, quienes dispararon el número de relojes de Apple vendidos más allá de las cifras de ventas de relojes suizos.

A las marcas suizas (Swatch, Omega, TAG Heuer, Zenith, Jaeger-LeCoultre, Breguet, Rolex o Patek Philippe) les queda una misión pendiente: reinventarse o seguir como hasta ahora. Muchas de ellas han decidido sumarse al carro de los smartwatches y, por ejemplo, Frederique Constant ha presentado lo que ellos llaman “el reloj 3.0”, un reloj con características de ambos mundos, con las manecillas analógicas, las notificaciones vía app y el registro de nuestras actividades. Tiene una autonomía de 25 meses por el día o dos días del Apple Watch 3.

A medida que pase el tiempo, las cosas cambiarán. No podemos predecir si Apple u otras compañías acapararán todo el mercado de relojes, pero lo que sí tenemos claro es que si quieres desmarcarte de la competencia necesitas el mejor servicio para tu negocio. Consulta más detalles sobre nuestras tarifas en la web o llámanos gratis al 1495.

Y tú, ¿cuál crees que el futuro de los relojes?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies